Las vías centrales del peaje de Irun se cierran por obras desde el lunes

Peaje de la A-8 en Irun. /Fraile
Peaje de la A-8 en Irun. / Fraile

La segunda fase de los trabajos de mejora se prolongará hasta mediados de abril

A. L. SAN SEBASTIÁN.

Las cinco vías centrales del peaje de Irun-Barrera permanecerán cerradas desde el lunes hasta mediados de abril, por obras de renovación de esta estación de cobro, según señala la agencia guipuzcoana de infraestructuras Bidegi. En un comunicado, Bidegi explica que en esta segunda fase de trabajos se actuará en los cinco carriles centrales del peaje que estarán cerrados y vallados hasta mediados de abril.

Bidegi añade que, con el objeto de minimizar las afecciones al tráfico, la renovación de las 14 vías se está realizando en tres fases, afectando en cada una de ellas a una parte de la estación de cobro. El proyecto cuenta con un presupuesto de 4.259.509 euros más IVA y un plazo de ejecución de 16 meses.

En la primera fase, ejecutada entre septiembre y diciembre, se han remodelado las cinco vías del lateral derecho del peaje en sentido San Sebastián, que ahora «permiten que los vehículos que dispongan del dispositivo de telepeaje TAG puedan atravesar las vías configuradas como dinámicas sin detenerse». Según la agencia foral, «esto supone una mayor facilidad de paso para el 95% de los grandes camiones que abonan su tránsito por Irun-Barrera mediante el dispositivo telemático». Además, las nuevas vías están preparadas para operar como vías dinámicas exclusivas para el dispositivo TAG o de forma manual con cobrador en función del tráfico. Bidegi apunta que en los casi cuatro meses que durarán las obras de la segunda fase estarán abiertas y operativas cinco vías en sentido Donostia y otras cuatro en sentido Behobia. Tras la parada de Semana Santa, para facilitar los tránsitos que se generan durante esas fechas, comenzará la última fase de obras.