Gipuzkoa apoyará al sector del taxi y frenará a Uber y Cabify

Varios taxis, en el Boulevard donostiarra. /Sara Santos
Varios taxis, en el Boulevard donostiarra. / Sara Santos

Las Juntas abogan por evitar la competencia desleal, la evasión fiscal y la precarización laboral», como sucede con los vehículos con conductor

DV

Las Juntas Generales de Gipuzkoa instaron ayer a la Diputación Foral, a iniciativa de Podemos-Ahal Dugu, a colaborar con el sector del taxi tradicional para que ofrezca a la ciudadanía «un servicio de calidad», adecuado a las necesidades reales de movilidad, «evitando prácticas que supongan competencia desleal, evasión fiscal, intrusismo y precarización laboral», como sucede con el alquiler de vehículos con conductor o VTC, es decir, Uber y Cabify.

La cámara foral guipuzcoana aprobó así una enmienda transaccionada entre Podemos, PSE-EE y PNV en la que se insta a la Diputación a continuar trabajando, «como lo viene haciendo hasta ahora», en el cumplimiento de las funciones administrativas que «los marcos competenciales vigentes establecen para la tramitación de las licencias de vehículos de alquiler con conductor».

Asimismo, le instan a respetar las decisiones judiciales y legales que los organismos competentes del sector establezcan en relación al sector tradicional del taxi, los VTC o cualquier otro sistema relacionado con este ámbito.

Las Juntas de Gipuzkoa llaman también a la institución foral a continuar colaborando con el sector del taxi para que los profesionales de este sector ofrezcan a la ciudadanía «un servicio de calidad adecuado a las necesidades reales de movilidad» que los usuarios demandan de este servicio público.

Por otro lado, ante la prohibición actual de que se concedan más permisos VTC, Uber ha anunciado que quiere colaborar con los profesionales ya existentes para desembarcar en ciudades, como Donostia y Bilbao. En Euskadi, las plataformas que utilizan aplicaciones digitales para conectar con los potenciales pasajeros no han encontrado hueco porque se impone la limitación de un coche VTC por cada 30 taxis tradicionales. Suital y Vallina, que suman 19 de los 25 permisos actuales, se muestran sorprendidos y se alinean con el sector del taxi tradicional. En Gipuzkoa, además de estas compañías, también operan cinco licencias de la empresa Gurdia y otra más que se corresponde a un particular. Uber y Cabify no lo tendrán fácil en Gipuzkoa.

 

Fotos

Vídeos