Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«La gente nos rechaza porque nos tiene miedo»

Tres guipuzcoanos con trastorno mental severo hablan sobre los estigmas y sus derechos | Desde hace diez años la Cruz Roja trabaja para la reinserción de quienes sufren estas patologías en la unidad de rehabilitación que tiene en Donostia

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZSan Sebastián

Quienes han pasado un tiempo ingresados en un hospital psiquiátrico afirman que durante ese periodo todo se detiene. El tiempo pasa, el reloj sigue corriendo, pero su vida se queda en un 'in pass'. Así recuerda Mikel Aranburu, beasaindarra de 48 años, los cuatro años que estuvo en el Hospital Aita Menni de Arrasate, al que llegó después de sufrir un brote psicótico. «No hacía nada, fue un tiempo perdido. Iban pasando los días y seguía allí metido. Otros compañeros llevaban más de diez años y me horrorizaba pensar, ¿Y si a mí me pasa lo mismo?¿Y si no me recupero y nunca salgo de aquí?». Hace ya seis años de aquello, y Mikel vive ahora en Irura junto a su pareja en un piso de alquiler propio, que no depende de ningún recurso social.

 

Fotos