Trabajadoras de residencias de Gipuzkoa en huelga se movilizan en San Sebastián y reclaman «dignidad» para el sector

Imagen de archivo/USOZ
Imagen de archivo / USOZ

Las empleadas, que volverán a parar el próximo día 31, han realizado una kalejira desde la Bretxa, en la capital guipuzcoana, para reivindicar un convenio «digno»

Las trabajadoras de residencias de personas mayores y de centros de día de Gipuzkoa en huelga se han movilizado en San Sebastián para reclamar «dignidad» para un sector que agrupa a unas 5.000 empleadas en el territorio. El sindicato ELA ha asegurado que el seguimiento en esta primera jornada de huelga de las siete convocadas esta semana está siendo «masivo».

El portavoz de ELA, Txomin Lasa, en declaraciones a los medios de comunicación, ha señalado que «la gente está cada vez más caliente« y ha denunciado que la »irresponsabilidad« de la Diputación de Gipuzkoa en este conflicto »clama al cielo«.

De este modo, ha criticado que, durante toda la legislatura, la institución foral «la propaganda la lleva muy bien» y ha lamentado que «a la hora de la verdad, cuando hay que hacer cosas importantes de calado como es poder acabar con la brecha salarial en un sector feminizado se esconden, no están y al final eso hace que la gente esté muy enfadada».

En esa línea, Lasa ha advertido que las trabajadoras de residencias llevan «ya tres meses de lucha« y que van a seguir »luchando hasta el final« porque, según ha dicho, »lo único que estamos pidiendo es un poco de justicia y emplazamos a Diputación y a las patronales a que asuman su responsabilidad, porque no puede ser que esta situación siga así«.

El representante de ELA ha incidido en la importancia de que este sector de los cuidados «de una vez por todas empiece a ser tenido en cuenta». «En este proceso estamos por dignificar las condiciones, porque es muy fácil hablar a día de hoy de acabar con las brechas salariales en lose sectores feminizados pero cuando hay que poner dinero vemos que no es así«, ha afirmado.

De este modo, ha insistido en que «aquí hay muchas mujeres luchando, peleando y que han estado en unas condiciones muy precarias durante tantos años porque son mujeres, porque se dedican a los cuidados y porque al sistema le interesa que estas mujeres estén precarizadas».

En cuanto a la denuncia presentada por ELA por los «abusivos» servicios mínimos establecidos en esta huelga, Txomin Lasa ha apuntado que no han recibido ninguna respuesta «de momento» y ha insistido en que criticar el informe de la Diputación en el que se han basado, que ha tachado de «poco profesional».

Según ha explicado, «no hubo ni una sola inspección en ningún centro, se hizo un informe simplemente mandando cuestionarios a la otra parte de este conflicto, que son las empresas y que son las primeras interesadas en que los servicios mínimos sean altos».

«Cada vez hay más necesidad de residencias de ancianos, cada vez los residentes que entran tienen un grado de dependencia más grande, es el momento real de hacer una apuesta por el sector porque todos probablemente vamos a necesitar estos servicios y mirar para otro lado y no ver lo importante que es ir mejorando las condiciones laborales y la calidad del servicio sería muy irresponsable por parte de las instituciones», ha concluido.

Por su parte, el sindicato LAB también ha realizado una movilización de trabajadoras de centros de día y residencias de Gipuzkoa, que en el caso de este sindicato realizaban este lunes una jornada de huelga. Las empleadas, que volverán a parar el próximo día 31, han realizado una kalejira desde la Bretxa, en la capital guipuzcoana, para reivindicar un convenio «digno».

 

Fotos

Vídeos