La tasa turística en Europa en 2018

DV

Cataluña

La Generalitat mantiene la cuota con las mismas tarifas de 2018. El Gobierno catalán distingue dos supuestos: si el turista se aloja en Barcelona ciudad o en cualquier otra parte de Cataluña. Además, el gobierno regional tiene diferentes cuotas según el tipo de alojamiento. La tasa turística en Barcelona va desde los 2,25€ por persona y día, si el turista se aloja en un hotel de 5 estrellas o camping de lujo, a los 0,65€ por persona y día de estancia que se paga en el resto de establecimientos que no sean hoteles ni apartamentos turísticos. Si la localidad elegida para hacer turismo es otra diferente a la Ciudad Condal, entonces la cuota va desde los 0,45€ a los 2,25€. Eso sí, la ley establece que se paga por un máximo de siete días de estancia, según Destinia.

Si crees que por alojarte usando Airbnb o cualquier otra plataforma de alquiler vacacional te vas a librar, negativo. También se paga: 2,25€ en Barcelona y 0,90€ fuera de la ciudad por persona y día. Las embarcaciones de crucero turístico también pagan cuando están amarradas en un puerto del territorio de Cataluña -la cuota distingue amarres de hasta 12 horas y de más duración-.

Como novedad en 2018 es que se amplia la exención en el pago a los menores de 17 años (antes era hasta los 16 años). Se mantiene, entre otras, la exención para los viajeros con programas sociales subvencionados por la Administración Pública (como el Imserso), las estancias por causas de fuerza mayor o por motivos de salud.

Baleares

Las islas Baleares implantaron en 2016 el impuesto sobre estancias turísticas, conocido popularmente como ecotasa y este año le han dado una vuelta de tuerca: duplican la tarifa y cambian la forma de aplicarla. Así, se paga entre 4€ y 2€ por establecimiento hotelero, según la categoría; lo mismo para apartamentos turísticos; 4€ para los establecimientos de alojamiento no residencial de empresas turístico-residenciales; 2€ para las viviendas vacacionales; 1€ para los hostales, pensiones, campings; 2€ para otros establecimientos o viviendas de carácter turístico y 2€ por los cruceros.

El Gobierno balear ha fijado en 2018 una bonificación del 75% si la estancia se realiza en temporada baja -del 1 de noviembre al 30 de abril- y otra del 50% a partir del noveno día de estancia.

Ámsterdam

En 2018, ha aumentado el impuesto del 5% al 6% sobre el precio de la habitación.

Berlín

La tasa turística se mantiene como el año pasado: un 5% del precio neto de la habitación, excluido el IVA y los fees por otros servicios (amenities, uso del mini bar…). Se paga por un máximo de 21 días consecutivos de estancia.

Bruselas

En la mayoría de las ciudades de Bélgica existe un impuesto municipal desde 2017. La capital Bruselas lo aplica: 4€ por unidad de alojamiento (por habitación, independientemente del número de ocupantes) y 3€ en el caso de Airbnb y campings.

Budapest

El impuesto turístico se mantiene como el año pasado y varía en función del distrito elegido para hospedarse, pero generalmente oscila entre 1 y 2 euros por persona y noche. Si el turista quiere quedarse en el centro de la ciudad, entonces tendrá que pagar un 4% del precio del alojamiento.

Lisboa

Al igual que el año pasado, cobra un euro al día, pero solo por un máximo de siete días consecutivos de estancia. Los menores de 13 años no pagan.

Oporto

La segunda ciudad más importante de Portugal ha introducido esta tasa turística municipal en 2018. Cobra 2€ por noche y por persona -los menores de 13 años no pagan- con un máximo de siete noches seguidas de estancia. Están exentos de pago las estancias por tratamiento médico o aquellos huéspedes con una discapacidad igual o superior al 60%.

París

Pocas novedades respecto al año pasado. Cobra desde 0,22 euros por persona y noche para los campings de menor categoría hasta 4,40€ por alojarse en un palacio. La cuota por alojarte en un hotel, en función de las estrellas que tenga, va desde los 0,99€ (antes era 0,83€) a los 3,30€. Los menores de 18 años no pagan.

Roma

(Datos de 2017) La Ciudad Eterna tiene regulada una tasa turística que va desde los 2€ por persona y día si te alojas en un camping a los 7€ si eliges un hotel de 5 estrellas.

Milán

Esta ciudad cobra una tasa desde el año 2012. En función de las estrellas del hotel, el turista paga una tasa que oscila entre 2€ y 5€ por cada noche de estancia. Los alojamientos turísticos no hoteleros (casas de vacaciones y apartamentos, casas de vacaciones, bed & breakfast), cobran 3€ y los albergues juveniles, alojamientos al aire libre y otros alojamientos, 2€. Entre las exenciones, destacan los menores de 18 años; las personas con discapacidad; los familiares o cuidadores de pacientes durante el período de hospitalización y las personas menores de 30 años que se alojen en albergues juveniles para fines sociales, culturales y educativos.

Venecia

La ciudad de los canales ha aprobado este año una tasa turística, en vigor desde enero. Las autoridades venecianas articulan esta tasa turística en función de la temporada -salvo el mes de enero, todo el año es temporada alta-; las tres grandes áreas de la ciudad -el centro histórico, las islas de la laguna y el Lido y la parte continental- y el tipo de establecimiento. Por alojarte en un hotel en el centro de Venecia puedes pagar entre 1€ y 5€ en temporada alta y según la categoría del establecimiento. Los menores de 10 años no pagan, y los jóvenes entre 10 y 16 años se benefician de una reducción del 50% del importe. Los acompañantes de enfermos y discapacitados tampoco pagan.

Viena

(Datos de 2017) La capital de Austria también ha implantado su city tax, equivalente al 3,2% del precio del alojamiento.

Praga

(Datos de 2017) Alojarse en la capital de la República Checa tampoco sale gratis. El gobierno local cobra unos 0,5€ por persona y noche.

Londres

Por el momento, la ciudad resiste y no cobra ningún impuesto local al turista pero el tema estuvo el año pasado muy presente en los medios británicos ante la posibilidad de que el alcalde, Sadiq Khan, acabase introduciendo el pago de 2,5 libras por noche -unos 2,8€ al cambio actual-.

Suecia

Desde abril, aplica una tasa de 39€ por pasajero de avión que despegue desde un aeropuerto sueco con el objetivo de minimizar el impacto de las emisiones de CO2.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos