Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Capacitados para amar

Aspace Gipuzkoa desarrolla un programa para respetar el derecho a la sexualidad y a la afectividad de los usuarios

Aitor y Nerea se besan en su casa de Irun./De La Hera
Aitor y Nerea se besan en su casa de Irun. / De La Hera
Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

Suele decirse que no hay que poner barreras al amor. Pero qué sucede si el primer muro que se encuentra una pareja es físico, y el segundo, social. Que cada vez que se tienen muestras de afecto en público son observados con extrañeza, cautela y cierta incomodidad por unas miradas que les pesan más que el esfuerzo que les supone mover un brazo, rígido, hasta la mano de su compañero, llegando a hacerles dudar, incluso, de si tienen derecho a amar de esa manera.

 

Fotos