«Queremos justicia para Asier; fue un acto cobarde que no se puede olvidar»

Un ramo de flores en el lugar donde hace un año, la primera noche de Semana Grande, se produjo la agresión a Asier./M. Rivero
Un ramo de flores en el lugar donde hace un año, la primera noche de Semana Grande, se produjo la agresión a Asier. / M. Rivero

La familia del joven de Urnieta fallecido tras una agresión machista convoca para mañana un acto en su recuerdo en el Boulevard donostiarra | Tras un año del ataque, continúa la instrucción del caso, para el que Fiscalía y las acusaciones piden juzgar al detenido por asesinato y la defensa por homicidio imprudente

Amaia Chico
AMAIA CHICO

«Todavía estamos en shock, le echamos mucho en falta». La familia de Asier Niebla continúa sin dar crédito a esa fatídica noche que les rompió la vida. Una noche de fiesta, la primera de la Semana Grande donostiarra, que terminó de forma trágica con la muerte de un joven de 28 años de Urnieta lleno de vida. Un año después de la agresión que dejó en coma y, dos meses después, apagó el último aliento del urnietarra, continúa la instrucción judicial mientras la familia coge fuerzas para salir públicamente y reclamar justicia para Asier. «Queremos que se haga justicia, que pague el culpable, que su pérdida no quede en el olvido y que no vuelva a suceder», alzan la voz sus familiares que mañana se concentrarán a las 19.00 horas en el Boulevard para recordar a Asier y para lanzar públicamente este mensaje.

Los allegados de Asier llevan un año «difícil, nos cuesta seguir adelante», reconoce su hermano Juanjo Niebla, pero están dispuestos a hacerlo por la memoria del joven. «Fue un ataque cobarde y sin sentido, no podemos dejar que esta sociedad olvide estos actos. Tenemos que educar a nuestros hijos y que sepan que estos actos no son gratuitos, no son aislados», advierte mientras esperan que el proceso judicial avance, que se establezca la fecha del juicio, posiblemente para dentro de un año, y que el jurado popular determine el grado de culpabilidad del único acusado por estos hechos, que permanece en prisión preventiva desde que ocurrió el ataque.

La agresión se produjo la madrugada del día 12 de agosto, la primera noche de Semana Grande. Asier se encontraba en las inmediaciones de un bar de la Parte Vieja donostiarra, en la calle Perujuantxo hablando con una chica, cuando otro hombre de unos 30 años, al parecer expareja de la joven, se acercó y le propinó un puñetazo en la cabeza que le dejó inconsciente y provocó lesiones irreversibles por las que permaneció dos meses en coma en el Hospital Donostia, hasta que el 11 de octubre falleció.

«Aquel día nos cogió todavía de vacaciones», recuerda su hermano Juanjo, que habla en nombre de toda la familia, especialmente emocionada estos días por el aniversario. «Habíamos estado con Asier pasando unos días y él se fue a Donostia a pasar la Semana Grande. Nosotros estábamos también de camino a casa, haciendo escala en un hotel a medio camino», rememora su hermano. «La mañana siguiente teníamos varias llamadas en el móvil y supimos que estaban operándolo de gravedad, pero no sabíamos muy bien qué había pasado. Con esto de la protección de datos nos costó que el hospital nos diera más información», explica Juanjo que, junto a toda su familia se puso «al instante en camino hacia el hospital». «Los kilómetros se nos hicieron eternos».

Imagen de Asier Niebla que lucirán sus allegados mañana.
Imagen de Asier Niebla que lucirán sus allegados mañana.

La gravedad de las lesiones dejó a Asier en coma durante dos largos meses. «No sé cómo sacamos fuerza para estar con él las 24 horas», explica Juanjo. «Tenemos una familia muy unida y nos volcamos con él». Porque, confiesa, «tuvimos esperanza hasta el final» de que saliera de esa situación. Lamentablemente no fue así. «Creo que él se dio cuenta de que lo mejor era irse. Así de crudo y triste. Muy duro».

La investigación del caso continúa en un juzgado de instrucción de la capital guipuzcoana, aunque se prevé que el proceso concluya en breve. A partir de entonces, se procederá al señalamiento de la fecha del juicio con jurado popular en la Audiencia de Gipuzkoa, posiblemente para dentro de un año, confían las partes. La familia está representada por el abogado Yosu Agote, que al igual que la acusación popular que ejerce el Ayuntamiento de Urnieta y la Fiscalía solicitan para el acusado una condena por asesinato. La defensa reclama que sea juzgado por un delito de homicidio imprudente.

«Estaba hablando con una chica, vino su exnovio y le golpeó por detrás. Si eso no es violencia machista...»

«Tuvimos esperanza hasta el final, pero creo que él se dio cuenta de que lo mejor era irse», dice su hermano

«Queremos que se haga justicia. Que su pérdida no quede en el olvido y que no vuelva a suceder. Que pague el culpable. Que se endurezcan las penas por estos delitos» hasta la «prisión permanente revisable», reclama la familia, quien «siempre guardando las autorías y presunción» de inocencia, no alberga dudas de la responsabilidad del acusado. «Estaba hablando con una chica, vino su exnovio y le golpeó por detrás, en la cabeza. Sin comerlo ni beberlo. Un acto cobarde», resume lo sucedido.

«Decir basta»

El hermano de Asier Niebla defiende además que esta agresión fue un acto de violencia machista y así le gustaría que conste en los registros oficiales. «Parece que solo se considera como violencia machista cuando es directamente contra la mujer», pero indica que si se analizan los hechos en este caso es claro: «Hombre ataca a otro por una mujer, ya que Asier no conocía a su agresor y la única conexión entre ellos es una mujer, que es la expareja» del detenido. «Pues si eso no es violencia machista...», apunta Juanjo, quien constata a su pesar que a día de hoy estos ataques «no cuentan en las estadísticas oficiales porque la víctima es un hombre». «Es una lucha para cambiar esta sociedad y encontrar la igualdad».

Juanjo llama a la «sociedad para que se ponga en pie y diga basta a estas acciones» mientras lanza el grito de «ni una (agresión) más, ni uno (joven) menos». Así lo harán mañana también en la concentración que familiares y amigos han convocado para recordar a Asier y pedir que su muerte no quede impune. Será a las 19.00 horas junto al kiosko del Boulevard y se desplazarán con camisetas con la foto de Asier y pancartas hasta el lugar de los hechos. «Cada día nos sentimos más arropados por la gente. Tenemos que agradecer al Ayuntamiento de Urnieta, con su alcalde Mikel Pagola y en especial al alcalde de Donostia, Eneko Goia, el apoyo que estamos recibiendo. Y recordar el inmejorable trato que recibimos de la planta de Neurocirugía y del equipo de la UCI del hospital» durante aquellos dos largos meses, expresa Juanjo de antemano, antes de recibir mañana el calor de la ciudadanía.

Esta iniciativa tendrá continuación en octubre, cuando se cumpla un año del fallecimiento del joven. Para entonces, el 12 de octubre, ya hay organizada, por parte de su cuadrilla y el Ayuntamiento, una carrera popular en Urnieta para recordar a su vecino.

Más información