Chapuzón solidario en La Concha por la esclerosis múltiple

Representantes del mundo de la política, la televisión y la cultura en la playa de la Concha/Pedro Martínez
Representantes del mundo de la política, la televisión y la cultura en la playa de la Concha / Pedro Martínez

Los afectados han reivindicado la cobertura pública de las sesiones de rehabilitación a la que deben someterse

EFE

Representantes del mundo de la política, la televisión y la cultura se han dado hoy en la playa de La Concha un chapuzón solidario por la esclerosis múltiple en una jornada en la que los afectados han reivindicado la cobertura pública de las sesiones de rehabilitación a la que deben someterse.

El diputado de Cultura, Denis Itxaso, el portavoz de la institución foral, Imanol Lasa, la concejal del PP en San Sebastián Miren Albistur, el presentador de EiTB Jon Aramendi, entre otros, han participado en la iniciativa «Mojate por la esclerosis múltiple» que se ha celebrado de forma simultánea este mediodía en 900 playas y piscinas de España.

El arenal donostiarra ha acogido el acto central de la iniciativa en Euskadi, donde están contabilizados unos 2.500 afectados por la enfermedad, de los cuales 750 son guipuzcoanos.

La presidenta de la Asociación de Esclerosis Múltiple de Gipuzkoa (Ademgi), María Luisa Ustarroz, ha señalado que el objetivo es dar visibilidad a la esclerosis, una dolencia crónica que produce los mayores índices de discapacidad tras los accidentes de tráfico y de la que dos de cada tres afectadas son mujeres.

Además el chapuzón sirve para recaudar fondos con el objetivo de mantener el centro de rehabilitación de la asociación que «carece de otro tipo de subvenciones», ha señalado.

Ustarroz ha incidido en la importancia de la rehabilitación en los pacientes con esclerosis múltiple porque ayuda a retrasar la enfermedad y fomenta el contacto entre ellos, algo que les sirve para afrontar la situación tras un diagnóstico que les cambia la vida. Aunque ha reconocido que es una «utopía» porque existen otras muchas enfermedades crónicas con las mismas necesidades, Ustarroz ha reclamado que la sanidad pública se haga cargo de la rehabilitación en la que los afectados se encuentran con un «vacío». «Para cubrir ese hueco está Ademgi», ha concluido.

Una afectada por la enfermedad que fue diagnosticada cuando estudiaba en la universidad y hace una vida «prácticamente normal» con 58 años ha señalado a los medios de comunicación que este tipo de iniciativas son positivas porque la esclerosis múltiple «sigue siendo una desconocida y es importante que se hable de ella». «Es una enfermedad que se asocia a la silla de ruedas y no siempre es así», ha indicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos