Gipuzkoa controlará que paguen impuestos todos los pisos turísticos anunciados en webs

Dos inspectores de la Guardia Municipal de San Sebastián acuden a controlar la actividad de un piso turístico no reglado./LUSA
Dos inspectores de la Guardia Municipal de San Sebastián acuden a controlar la actividad de un piso turístico no reglado. / LUSA

Un decreto obligará a plataformas intermediarias a identificar a propietarios y sus ingresos | La norma que sale a exposición pública hoy entrará en vigor el 1 de enero y afectará a las empresas «situadas en territorio español»

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Es el segundo amago de la Diputación de Gipuzkoa para prevenir el fraude fiscal en el arrendamiento de pisos turísticos y conseguir que todo aquel que se lucre con el alquiler de una vivienda a turistas pase por caja. Parece, incluso, que han dado con la fórmula para acceder a los datos de los propietarios -sean o no legales- que se anuncian en las grandes plataformas intermediarias, como Airbnb o Homeaway, pese a no tener sede fiscal en Gipuzkoa.

Las limitaciones impuestas por las distintas administraciones han conseguido en cuestión de un año reducir un 17% la oferta y cazar el año pasado a 600 guipuzcoanos con viviendas alegales de las que no se declaraba su actividad. Y son precisamente a aquellos que operan de forma clandestina y que actúan de espaldas a las arcas públicas a los que va dirigida esta nueva vuelta de tuerca de la administración guipuzcoanos, consciente de que la llave para llegar a ellos la tienen las plataformas colaborativas.

Es por eso, que la Hacienda de Gipuzkoa saca hoy a exposición pública el proyecto de Decreto foral que modifica las obligaciones tributarias de las compañías que funcionan como intermediarias. La norma obligará de esta manera a las empresas de viviendas de uso turístico y a las plataformas intermediarias a ofrecer información sobre los propietarios, así como sobre los ingresos que éstos perciben por desarrollar dicha actividad económica.

Identificación

Personas
Titular del piso y del derecho de cesión con nombre, apellidos, razón social o denominación completa, y número de identificación fiscal.
Inmueble
Especificar la referencia catastral y la dirección completa de la vivienda.
Período
Número de días en los que se ha disfrutado del uso turístico del piso.
Importe
Beneficio percibido por el titular.
Entrada en vigor
El 1 de enero, aunque la frecuencia se concretará más adelante.

La medida entrará en vigor con el nuevo año, una vez que quede aprobada por el Consejo de Gobierno a finales de diciembre, pero necesitará de algo más de tiempo para que compañías como Airbnb, Homeaway o similares sucumban a sus exigencias, debido a que carecen de una sede fiscal en el territorio y la fórmula para que Gipuzkoa acceda a esos datos es algo más enrevesada.

Tira y afloja

El exministro Montoro, poco antes de abandonar el cargo, firmó una orden ministerial por la que obligaba a estas empresas a entregar datos de sus anfitriones y clientes. Finalmente, se estableció que dicha orden se haría efectiva entre el 1 y el 31 de enero de 2019 y que en adelante tendrá carácter trimestral.

Sin embargo, la principal plataforma de intermediación ya advirtió antes de verano de que por el momento no facilitaría ningún dato, a menos que existiera un requerimiento judicial.

Para acceder a Airbnb o Homeaway el fisco deberá esperar a que se logre un acuerdo con el Estado

La norma especifica que también repercutirá en las empresas intermediarias «en territorio español»

Con este escenario como telón de fondo y mientras la Agencia Tributaria y las plataformas digitales continúan en ese tira y afloja, la Hacienda foral prepara un marco legal que, por un lado, obligará a las empresas guipuzcoanas a aportar la información de sus anfitriones y clientes a partir del 1 de enero, pero que al mismo tiempo, desarrolla un marco legal que le permitirá a Gipuzkoa tener conocimiento -cuando se llegue a un acuerdo- de todos y cada uno de los inmuebles que se publiciten en estas plataformas digitales y, por tanto, lograr que no haya filtraciones y que cumplan con sus obligaciones tributarias todos y cada uno de los propietarios que están arrendando de manera alegal su vivienda con fines turísticos.

El procedimiento, una vez que se llegue a ese escenario, no sería complejo y entraría dentro de «un procedimiento rutinario, ágil y común» entre administraciones, según señalan fuentes forales, y sería la Agencia Tributaria la encargada de facilitar esos datos al fisco guipuzcoano en un intercambio de información que, insisten, no se trataría de ningún trámite extraordinario.

Dirección, días y tarifa

Así, la modificación del reglamento recoge que las empresas intermediarias, y cita expresamente, «situadas en territorio español», tendrán la obligación de presentar «periódicamente» una declaración informativa.

Entre dichos datos debe figurar la identificación de la persona o entidad titular de la vivienda alquilada, con su nombre, apellidos y número de identificación fiscal; la dirección completa del inmueble, así como «la referencia catastral o número fijo».

Las plataformas colaborativas deberán incluir, asimismo, «la identidad de las personas o entidades cesionarias», especificar el número de días que el piso turístico ha sido alquilado y el importe percibido tras el arriendo. El propietario de la vivienda, por su parte, deberá además conservar una copia del documento de identificación de las personas beneficiarias del servicio por si le pudiera ser solicitado. Otras cuestiones, como el plazo y la frecuencia con la que será preciso presentar la información, quedan pendientes de concretar en una orden foral.

El texto que hoy sale a exposición pública especifica además que se entiende por cesión de uso de una vivienda turística aquella operación en la que se alquile un piso, ya sea de manera parcial o total, amueblado y equipado para su uso inmediato, y comercializado o promocionado a través de «cualquier canal».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos