Las sanciones por utilizar el móvil al volante se disparan en Gipuzkoa

Más de 8.000 puntos fueron retirados el año pasado en Gipuzkoa por hacer uso del teléfono móvil durante la conducción./JOSÉ MARI LÓPEZ
Más de 8.000 puntos fueron retirados el año pasado en Gipuzkoa por hacer uso del teléfono móvil durante la conducción. / JOSÉ MARI LÓPEZ

La penalización por esta imprudencia se endurecerá en la reforma que ya estudia la DGT para reducir las muertes en carretera 2.700 guipuzcoanos restaron el año pasado tres puntos en su permiso por una infracción cada vez más común

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJO

Los conductores guipuzcoanos pisamos cada vez menos el acelerador, pero por el contrario se nos escapa la mano a nuestro dispositivo móvil más de lo debido. Ya sea para hacer una llamada, comprobar si nos han enviado un whatsapp o simplemente mirar la hora, lo que queda claro es que controlar el impulso no es nada fácil. Y por si hubiera algún incrédulo, las cifras lo confirman. En 2017, los puntos retirados a conductores del territorio por utilizar su teléfono mientras conducían casi alcanzaron a los sancionados por exceso de velocidad, que no son pocos: 8.644. La Dirección General de Tráfico (DGT) acaba de anunciar esta semana precisamente que endurecerá (restará más puntos) las infracciones más comunes, en una nueva ofensiva legislativa para reducir la siniestralidad en carretera.

La evolución de las infracciones cometidas por los conductores guipuzcoanos, y por consiguiente, los motivos por los que se restan puntos como sanción, guardan una relación directa con los cambios señalados por el nuevo director de la DGT, Pere Navarro, que fue quien implantó el carné por puntos en 2006, en su etapa anterior durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Entonces, el exceso de velocidad era la infracción más común. Hoy, las distracciones al volante son ya la primera causa de muerte en carretera, por delante del alcohol y la velocidad.

Las Claves

8.644
puntos retiraron el año pasado los agentes a conductores que habían superado la velocidad establecida en las señales. En 2016, la cifra alcanzó los 12.568 puntos.
8.337
puntos fueron detraídos en 2017 en Gipuzkoa por hacer uso del teléfono móvil durante la conducción. El año anterior, la retirada de puntos por este motivo fue inferior con 7.305 puntos.

En Gipuzkoa, la tendencia se ha invertido en esa misma dirección. Por un lado, la buena noticia es que el año pasado los puntos detraídos a los conductores de Gipuzkoa, por el motivo que fuera, se redujeron un 11% respecto a 2016, pasando de los 39.914 a los 35.844.

No obstante, al desglosar esa mejoría es cuando asoman las deficiencias. El exceso de velocidad sigue concentrando el mayor volumen de sanciones emitidas, aunque no es menos cierto que el año pasado se redujeron los puntos retirados considerablemente por este motivo hasta los 8.644, mientras que en 2016 los conductores llegaron a perder hasta 12.568 puntos.

El uso del móvil durante la conducción presentó la tendencia contraria. En este caso, se retiraron 8.337 puntos, frente a los 7.305 de 2016, acortando la distancia de manera notable con los conductores más veloces. O dicho de otro modo, 2.700 guipuzcoanos al volante vieron que su carné perdía tres puntos por este motivo.

Ahora bien, conviene recordar que utilizar el móvil al volante no solo está prohibido durante la conducción, sino también en otras situaciones como cuando se está parado con el semáforo en rojo. Según recoge la DGT, usar un móvil u otro dispositivo electrónico durante la conducción «está castigado con la retirada de tres puntos», a lo que hay que sumar además una multa de 200 euros, y otra de 80 por conducir sin prestar la debida atención a la carretera.

Alcohol y drogas

Conducir bajo los efectos del alcohol es menos habitual, pero no ha desaparecido de las vías. Pese a las campañas de concienciación y los controles, las alcoholemias siguen representando un 15% de las causas que motivan la retirada de puntos. En el caso de 2017, aunque se produjera una leve mejoría al haberse detraído 200 puntos menos que en el ejercicio anterior, las cifras siguen representando un volumen considerable de 5.434 puntos suprimidos por conducir bajo los efectos del alcohol.

Con distancia, aunque al alza, se sitúan las sanciones por circular bajo los efectos de las drogas, cuyos puntos retirados incrementaron en 45 en Gipuzkoa, pasando de los 243 en 2016, a los 288 en 2017. Los últimos datos publicados de las campañas que realiza la Ertzaintza se refieren al primer trimestre de este año y revelan esa tendencia al alza. Entre enero y marzo, el número de positivos por drogas en las carreteras guipuzcoanas subió un 47% respecto al mismo periodo del año pasado. Así, 176 personas fueron «cazadas» por la policía vasca cuando conducían bajo los efectos de estupefacientes, o lo que es lo mismo, dos conductores dan positivo por drogas al día en Gipuzkoa. En el primer trimestre de 2017, la cifra fue de 119.

En total, la Ertzaintza llevó a cabo en ese periodo 408 controles por drogas en carreteras del territorio desde el 1 de enero hasta el 31 de marzo, de los cuales el 43% resultaron positivos. El año pasado, el porcentaje de resultados positivos respecto al número de controles realizados durante el mismo periodo en Gipuzkoa fue de un 32%. Las drogas que más se detectan son el cannabis y la cocaína.

Las carreteras guipuzcoanas son además, con diferencia, donde más positivos se detectan en Euskadi. En total, la Ertzaintza realizó 1.112 controles por droga hasta el 31 de marzo, de los cuales el 30% resultaron positivos. La cifra, extrapolada al territorio guipuzcoano, aumenta en un 13%. Asimismo, de los 335 resultados positivos por drogas registrados en los tres primeros meses del año en la CAV, el 52% se dieron en territorio guipuzcoano, mientras que Bizkaia registró el 31% de los casos y Araba tan solo el 16%.

Sin silla homologada

El uso del cinturón merece también una mención. Aunque parezca que llevarlo bien abrochado ha pasado a formar parte de los hábitos ya interiorizados por todos los conductores y acompañantes, lo cierto es que el pasado año se sancionó a 1.446 conductores por no llevar puesto el cinturón de seguridad o porque el menor de edad que llevaban en el auto lo hacía sin la silla homologada. Por este motivo, se retiraron hasta 4.338 puntos, 500 menos que el año anterior.

La pérdida de puntos es acumulativa -el conductor parte con 12 puntos y puede alcanzar los 15 si no comete infracciones-. Pero también puede retirarse el carné por sentencia judicial. El año pasado, 23 guipuzcoanos se quedaron sin permiso por este motivo, uno más que en 2017. Aquellos que se quedaron sin puntos por haber agotado los 12, fueron 179, lo que mejora las cifras del año anterior que supusieron 184.

En el conjunto de Euskadi, la cifra de conductores que se quedaron sin puntos alcanzaron los 504, lo que supone un 26% menos que el año anterior según las cifras remitidas al Congreso por el Gobierno. Es la tercera comunidad autónoma con mejores cifras por detrás de Ceuta y Baleares.

Para recuperar los puntos, el conductor puede realizar cursos de sensibilización y reeducación vial, que duran unas 12 horas y cuyo coste debe sufragar el interesado. Con este método, se pueden llegar a recuperar hasta 6 puntos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos