Objetivo: Un kilo de comida por cada guipuzcoano