«La nueva facultad de Medicina abrirá en el curso 2024-2025»

La rectora, junto a los consejeros Uriarte y Darpón, presentó ayer el proyecto que se construirá al lado del hospital de Basurto

Teresa Flaño
TERESA FLAÑO SAN SEBASTIÁN.

El de ayer era una día muy esperado por Nekane Balluerka y su equipo. Junto a la consejera de Educación, Cristina Uriarte, y el de Salud, Jon Darpón, anunció la construcción de la nueva facultad de Medicina y Enfermería de la UPV/EHU, un equipamiento que desde hace varios años se venía reclamando y que se construirá junto al hospital Basurto de Bilbao. La rectora afirmaba estar «eufórica», mientras brindaba con cava con los representantes de las otras instituciones involucradas y con los miembros del consejo de la universidad vasca.

- ¿Cuándo abrirá sus puertas la facultad?

- Esperamos que en el curso 2024-2025. Ahora hay que iniciar el diseño del proyecto arquitectónico y en 2020 se contratarán los trabajos de construcción para que las obras den comienzo a finales de ese mismo año.

- ¿Qué supone para la UPV este nuevo proyecto?

- Añadir una infraestructura excelente a una formación y a una investigación ya excelentes. Se van a producir sinergias entre los profesores y los médicos del hospital. Un porcentaje importante de los 34 grupos de investigación consolidados dentro del ámbito de la salud, unos 20 o 25, también pasarán a la nueva facultad. Por lo tanto también habrá sinergias en este campo. Vamos a estar a la altura de las mejores universidades del mundo en las que desde los primeros cursos se imparte un porcentaje importante de prácticas, lo que nos permitirá una mejor formación. Ahora las comenzamos en 3º.

- La Universidad de Deusto cuenta con su propio proyecto de facultad de Medicina.

- No voy a comentar otros proyectos académicos, el nuestro es excelente. Siempre que se ha solicitado un incremento de plazas lo hemos hecho. De hecho, en estos dos años hemos aumentado desde 272 plazas a las 325 actuales, es el número que se corresponde con las plazas de MIR. No se puede actuar con irresponsabilidad y formar a un número de médicos que después no van a poder especializarse por falta de plazas.