La nueva aventura de la nao Victoria

Réplica de la nao Victoria de Magallanes en Sanlúcar de Barrameda. / JON NAZCA / REUTERS
Réplica de la nao Victoria de Magallanes en Sanlúcar de Barrameda. / JON NAZCA / REUTERS

Sanlúcar de Barrameda se viste de época para rememorar la partida de la expedición que daría la primera vuelta al mundo

CECILIA CUERDO

Reconocible por su frondosa barba, el marinero de Guetaria Juan Sebastián Elcano pululó durante buena parte de la mañana del pasado viernes por los distintos puestos del paseo marítimo junto a la playa de La Calzada en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Su labor era reclutar voluntarios para embarcarse, 500 años después, en una aventura heroica: acompañar al portugués Fernando de Magallanes para abrir una ruta occidental con la que llegar a las Indias Orientales, las conocidas como islas de Las Especias. Cinco siglos después, y conocidos los resultados, pocos son los que dudan de la oportunidad de sumarse a la expedición llamada a dar la primera vuelta al mundo. Aunque sea de forma ficticia y para obtener no la gloria, pero al menos un diploma conmemorativo de la gesta.

El aniversario de la partida de Magallanes y Elcano del muelle de Sanlúcar sirvió para organizar un viaje en el tiempo y una recreación histórica del embarque de aquella pionera expedición el 20 de septiembre de 1519. El paseo marítimo revivió el puerto de aquella época, un bullicioso mercado plagado de puestos de pescado, fruta o vinos, especias, telares, cerámica, cestería o herreros, todos ellos con figurantes caracterizados y dispuestos a mostrar cómo era la técnica de navegación o la vida cotidiana hace cinco siglos en ese rincón gaditano a orillas del Guadalquivir, al que las cinco embarcaciones llegaron remontando el río desde el puerto de Sevilla.

La réplica de la nao Victoria esperó pacientemente durante toda la jornada hasta que, a última hora de la tarde, Magallanes llegó junto a una parte de su tripulación para embarcarse rumbo a la mayor gesta náutica de la historia, la que a la postre demostraría que la tierra es redonda. La embarcación partirá en unos días rumbo a Sevilla, donde se incorporará como parte de la exhibición sobre esta primera circunnavegación.

Junto a ella se encontraba también el Pros, el velero fletado por la Asociación de Amigos de los Grandes Navegantes y Exploradores Españoles (Agnyee) y que, éste sí, se lanzará a repetir la travesía de Elcano durante los próximos tres años. Con el apoyo de los ministerios de Asuntos Exteriores y Cultura, su primera parada será en las Canarias, a donde llegarán el día 26 en una etapa de prueba con los seis futuros capitanes a bordo. Con José Solá al frente, ellos serán quienes comandarán buena parte del recorrido de 44.000 millas náuticas que les devolverá a Sanlúcar el próximo 6 de septiembre de 2022.

Ambas embarcaciones se sumaron al homenaje que la Armada realizó a aquellos marineros caídos en la hazaña junto a la boya de recalada de la desembocadura del Guadalquivir, que ahora lleva el nombre de Juan Sebastián Elcano. Desde la fragata Victoria, se realizó una ofrenda floral en honor de los 239 marinos, de los que sólo 18 famélicos hombres regresaron. Ya por la tarde se sumaron a la presentación del acuñado de la moneda de dos euros que ha lanzado la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre para celebrar este quinto centenario.