Un motorista de Zarautz, primer fallecido del año en las carreteras vascas

La moto que conducía la víctima mortal del accidente de ayer en Zarautz. / ARIZMENDI
La moto que conducía la víctima mortal del accidente de ayer en Zarautz. / ARIZMENDI

La víctima, de 40 años, sufrió el accidente en la N-634, a escasos metros del casco urbano, en la zona de Talaimendi

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ SAN SEBASTIÁN.

Un motorista de Zarautz estrenó ayer la trágica lista de víctimas mortales del año en las carreteras vascas. El hombre, de 40 años, circulaba con su vehículo por la N-634 en Zarautz, en la zona de Talaimendi. Por causas que se investigan, el conductor y único ocupante de la moto perdió el control y terminó chocando contra un muro lateral. El fuerte impacto le causó heridas de gravedad que le provocaron la muerte, sin que los servicios sanitarios pudieran hacer nada por salvar su vida. La víctima es Franco Luciano Vietto, de nacionalidad argentina y afincado en Zarautz desde hacía varios años. Era cuñado de la concejala de Urbanismo, Maite Garrastazu.

El año pasado, Euskadi cerró el balance de tráfico con 13 personas fallecidas en las carreteras guipuzcoanas y 42 en total en Euskadi, de las cuales 14 eran motoristas, uno de los colectivos considerados como más vulnerables en la red viaria.

El primer accidente mortal de este 2019 en las carreteras de Gipuzkoa -y también en Euskadi- ocurrió sobre las 17.30 horas, en el punto kilométrico 17 de la N-634, entre Orio y Zarautz. El motorista conducía en dirección al segundo municipio y, a pocos metros de llegar al casco urbano, sufrió el brutal siniestro. Conducía una motocicleta Aprilia RS 125, según informó el Departamento vasco de Seguridad.

El motorista perdió el control de su Aprilia RS 125 y chocó contra un muro lateral de la vía

En el percance no parece que hubiera otro vehículo implicado, por lo que la Unidad de Atestados de la Ertzaintza, encargada de la investigación del suceso, deberá intentar esclarecer qué ocurrió para que el motorista perdiera el control. Los servicios sanitarios desplazados solo pudieron certificar su muerte. El cadáver fue trasladado al Servicio de Patología Forense en Donostia, donde le será practicada la autopsia.

Los agentes de Tráfico desplazados hasta el lugar cerraron la carretera en ambos sentidos, hasta que se procedió al levantamiento del cuerpo. El tráfico fue desviado desde Zarautz a Orio por la autopista, y en el otro sentido los vehículos fueron dirigidos por Txurruka. Una vez trasladado el cadáver y limpiado la calzada de los restos del accidente y de la moto siniestrada, la zona recuperó la normalidad sobre las ocho de la tarde.

El primer accidente mortal del año en Gipuzkoa sucede apenas diez días después de estrenar el calendario. En 2018, el primer siniestro con víctimas mortales tuvo lugar en Aretxabaleta el 5 de enero. Dos personas fallecieron al colisionar una motocicleta y un autobús de forma frontal. También entonces una de las víctimas fue un motorista.

La DGT lleva años alertando del aumento de accidentes mortales de motoristas. Un estudio que repasa la estadística de una década concluyó que de la mitad de siniestros, las víctimas estaban consideradas de los tres colectivos vulnerables: motoristas, ciclistas y peatones, con 10.000 muertes en total. 5.000 de ellos eran motoristas

 

Fotos

Vídeos