El mosquito tigre se propaga por Gipuzkoa y obliga a tomar medidas de prevención

El mosquito tigre se propaga por Gipuzkoa y obliga a tomar medidas de prevención

Esta especie invasora ha sido detectada por primera vez en Donostia. Hasta la fecha, se sabía de su presencia en Irun

ARANTXA ALDAZSAN SEBASTIÁN.

Como perfecta especie invasora, el mosquito tigre ha logrado «establecerse» en Gipuzkoa, un hecho que se daba prácticamente por descontado pero que ahora ha sido confirmado tras detectarse huevos de este insecto por primera vez en Donostia. Hasta ahora, la presencia del llamado 'aedes albopictus' se había confirmado en la zona de Behobia, donde se llevan haciendo controles específicos desde 2013. Las medidas de prevención que se han venido adoptando desde entonces van encaminadas a controlar su propagación, no solo por las picaduras que pueda provocar -molestas, pero no especialmente peligrosas- sino porque este insecto puede transmitir enfermedades como el dengue o la chikungunya, «un grupo de infecciones emergentes y reemergentes que constituyen a día de hoy una amenaza para Europa», señala la última memoria de Vigilancia Epidemiológica de Gipuzkoa de 2017.

Al mosquito tigre, que debe su nombre a las rayas en su abdomen, le gustan las zonas húmedas y ha quedado demostrada también su pasión viajera, lo que le ha permitido colonizar amplias zonas de Europa, especialmente en la vertiente mediterránea, aunque no solo. Las autoridades sanitarias tienen bajo la lupa zonas de transporte de mercancías, plataformas de distribución, puertos y aeropuertos, así como parkings de autocaravanas porque el insecto se cuela como pasajero en los coches para avanzar millas. Y así ha sido como al parecer ha llegado hasta Donostia.

El mosquito tigre

Características
Rayas
Su nombre se debe a las rayas blancas y negras en el tórax y abdomen.
Vuelo
No vuela más allá de los 400 metros. Los adultos tienen un tamaño de entre 2 y 19 milímetros.
Zonas húmedas
Es un mosquito, originario del sudeste asiático, que cría en árboles, zonas sombrías con huecos para que quede agua cuando llueve, platos de macetas, objetos abandonados que pueda albergar una cantidad mínima de agua en el exterior.
Control sanitario
Trampas
La vigilancia por parte del Departamento vasco de Salud se activó en 2013, después de que se detectaran larvas de mosquito tigre en Bidart. El control se centralizó en la zona fronteriza de Behobia, donde en 2014 se confirmó por primera vez la presencia de larvas de esta especie. El año pasado, se localizaron en dos puntos de Bizkaia. Este año, la colocación de trampas -un control que realiza Neiker-Tecnalia- llegará a Tolosa, Beasain y Eibar.
Antecedentes
En la península, se detectó por primera vez en Sant Cugat del Vallés es 2004.

El Ayuntamiento de la capital guipuzcoana comunicó ayer a través de una nota de prensa la detección de huevos de este insecto en el parking de autocaravanas de la calle Estornes en el barrio de Berio, el único lugar público autorizado en la ciudad para el estacionamiento de los vehículos. El servicio municipal de Salud Pública venía participando en planes de detección de este mosquito, mediante la colocación de recipientes con agua en varios puntos de la ciudad: Reina Regente, Merkabugati, Garbera, el Hospital Universitario Donostia, a los que este año se sumó el aparcamiento de Berio junto a la UPV/EHU. Y en ese punto han aparecido las larvas, lo que ha obligado a tomar medidas de prevención.

Según explicó la concejala de Medio Ambiente de Donostia, Ane Oyarbide, el parking se fumigará este próximo lunes -si no llueve- para desinfectar la zona en un radio de cincuenta metros alrededor del punto donde se ha confirmado la presencia del mosquito. Así, ayer comunicó a los vecinos a través de la colocación de carteles que se procederá a cerrar el parking desde el lunes y se les conmina a tomar una serie de precauciones.

Retirar platos de macetas

Además de fumigar el aparcamiento, el Ayuntamiento pide a los vecinos que retiren el plato que recoge el agua sobrante del riego de las macetas de flores en ventanas y balcones. El mosquito tigre cría en árboles, zonas sombrías con huecos para que quede agua cuando llueve, también en platos de macetas, objetos abandonados que puedan albergar una mínima cantidad de agua (latas, basura, juguetes, útiles de labranza), siempre que queden en el exterior, detallaron en la nota colocada en varios lugares del vecindario y que viene firmada por el director de Medio Ambiente, Josu Benaito. También se pide a los residentes de la zona que cierren las ventanas durante las maniobras de desinfectación, que están previstas para el lunes a última hora de la tarde y no abrirlas hasta doce horas después, más o menos desde las 20.00 horas hasta las 08.00 del martes. También se pide no acceder a la zona en esa franja horaria. El Ayuntamiento ha habilitado el teléfono 943483878 o 943483010 para consultas y comunicar incidencias.

El Ayuntamiento fumigará el parking de autocaravanas de Berio este lunes

Este insecto es vector de enfermedades tropicales como el dengue o el zika

La detección del mosquito tigre en nuevos municipios guipuzcoanos confirma la expansión que ha venido protagonizando por todo el mundo y de la que Euskadi no ha quedado al margen. La vigilancia por parte del Departamento vasco de Salud se activó en 2013. A través de Neiker-Tecnalia, se inició un despliegue de trampas por los grandes ejes viarios con resultados negativos. Un año después, se puso el foco en Gipuzkoa, especialmente en la frontera, y se detectaron por primera vez huevos de la especie en dos ovitrampas colocadas en Behobia (en la zona de Zaisa III), detalla la memoria de la Unidad de Epidemiología de Gipuzkoa. En los siguientes tres años, se identificaron en repetidos muestreos huevos de la especie en una gasolinera de Behobia y en el entorno del parking del polideportivo de Irun, en una ocasión. No obstante, los análisis no detectaron presencia de mosquitos adultos.

El plan de vigilancia del mosquito tigre en Euskadi extendió la colocación de trampas a Bizkaia y Álava, que dieron positivo. El año pasado, el último balance oficial publicado, aparecieron nuevos puntos en Mercabilbao (Basauri) y Megapark (Barakaldo), «centros logísticos con alto movimiento de transporte de mercancías», destaca el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias dependiente del Ministerio de Sanidad. Un ejemplo de «la gran capacidad de dispersión del mosquito y la posibilidad de que pueda introducirse e implantarse en cualquier municipio donde haya una intensa actividad industrial, comercial, con abundante tráfico vial y de transporte de mercancías». Este año, además, Neiker-Tecnalia ha colocado trampas en Tolosa, Beasain y Eibar.

Control de picaduras en Irun

Además de la colocación de trampas, desde 2015 en los centros de salud del Bidasoa se está llevando a cabo un control de las picaduras que sufre la población, con la información recogida en las consultas de Irun y Hondarribia. El análisis permite calcular una tasa de picadura de insectos por cada 1.000 habitantes y determinar si puede haber en los años sucesivos un aumento de picaduras relacionadas con el mosquito tigre.

No ha sido el caso. Los resultados obtenidos durante estos tres años de vigilancia «manifiestan una situación estable, sin aumentos que hagan sospechar de la extensión del 'aedes albopictus'». No obstante, en el informe de la Unidad de Epidemiología se subraya la importancia de controlar la especie por ser vector de enfermedades de origen tropical.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos