Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

«Venía de paso, pero he decidido quedarme»

Luciano y Tibbo, junto a Mikel y Jon, en el gaztetxe del Antiguo, donde viven y forman parte del grupo que orienta a migrantes que se quedan en Donostia. /Michelena
Luciano y Tibbo, junto a Mikel y Jon, en el gaztetxe del Antiguo, donde viven y forman parte del grupo que orienta a migrantes que se quedan en Donostia. / Michelena

Once migrantes viven desde hace meses en un gaztetxe del Antiguo con ayuda de voluntarios

SARA ECHEVARRIA

«Este sitio es mi nuevo hogar, estoy como en casa con mi familia y amigos». El que habla es Luciano, un joven camerunés de unos 25 años, que llegó a Gipuzkoa en agosto y que cambió de planes. En lugar de seguir viaje, decidió quedarse, y desde entonces vive en el gaztetxe Txantxarreka, un edificio en el Antiguo de Donostia que se ha convertido en refugio improvisado para migrantes.

 

Fotos