Migrantes, gitanos y discapacitados llevarán sus experiencias a diez colegios de Gipuzkoa

Presentación ayer de la iniciativa Aniztasunatik Eraikiz. / DFG
Presentación ayer de la iniciativa Aniztasunatik Eraikiz. / DFG

Un programa de la Diputación acercará la voz de personas de colectivos discriminados a los centros escolares

A. LERATE SAN SEBASTIÁN.

Dar la voz a miembros de colectivos discriminados como migrantes, gitanos, personas con discapacidad y del colectivo LGTBI para que relaten en directo experiencias que han sufrido. Ese es el objetivo del programa iniciado por la Diputación de Gipuzkoa y destinado a alumnos de tercero y cuarto de la ESO. La iniciativa, denominada Aniztasunatik Eraikiz, emprenderá su andadura este mes de septiembre en diez institutos, ikastolas y centros concertados de Irun, San Sebastián, Orio, Urnieta, Elgoibar, Oñati, Azpeitia, Alegia, Anoeta y Legazpi.

El diputado general de Gipuzkoa, Markel Olano, señaló ayer en la presentación del programa que el objetivo es generar una dinámica que «arme» de sentido crítico a los adolescentes contra el populismo y la xenofobia que prolifera en los últimos tiempos en Europa.

«Para ello es necesario conocer» la diversidad porque «lo que no se conoce no se siente y lo que no se siente no se quiere», afirmó Olano, quien remarcó que Gipuzkoa cuenta con una «buena base» en el acercamiento a las personas con discapacidad pero «falta una agenda bien estructurada» para que las nuevas generaciones sean ciudadanos «críticos».

Aniztasunatik Eraikiz arranca este mes para alumnos de tercero y cuarto de ESO

El programa se incluye en el contexto del Plan Foral de Convivencia y Diversidad aprobado este año y pretende, en primer lugar, que los alumnos conozcan los derechos humanos, para que después puedan «sentir» la diversidad a través del testimonio en las aulas de personas que viven en Gipuzkoa y que relatan su experiencia sobre la discriminación. El siguiente paso es conseguir el «compromiso» de los alumnos y finalmente «difundirlo», para lo cual los propios estudiantes realizarán pequeños vídeos sobre el proceso seguido que se presentarán a un concurso cuyos ganadores se conocerán en torno al 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.

La directora foral de Convivencia y Recursos Humanos, Maribel Vaquero, indicó que el programa ofrece la oportunidad a los alumnos de dialogar y compartir con personas que viven en el territorio situaciones de discriminación para que se conviertan en «sujetos activos» en contra de esas situaciones. Vaquero explicó que la iniciativa es de carácter «experimental» aunque la ambición de las autoridades forales es que se extienda al resto del territorio. «De momento hay que probar cómo se desarrolla y ver qué resultados se obtienen», destacó.

Una de las personas que trasladará a los alumnos sus vivencias es Isabel Jiménez, miembro de la asociación gitana AGIFUGI, quien agradeció la oportunidad que suponen los encuentros con los adolescentes «para contar la verdad» de su pueblo. «Sin caer en el victimismo» y consciente de que las familias gitanas también «tienen que hacer un esfuerzo» en el ámbito educativo, Jiménez consideró que la experiencia ayudará en la lucha contra la imagen estigmatizada del pueblo gitano.

 

Fotos

Vídeos