https://static.diariovasco.com/www/menu/img/gipuzkoa-memoria-desktop.jpg

1964 | El público del Pleno, «como en las sesiones continuas de cine»

Corporativos donostiarras en el Salón de Plenos. / KUTXATEKA / FONDO MARÍN / PACO MARI
Corporativos donostiarras en el Salón de Plenos. / KUTXATEKA / FONDO MARÍN / PACO MARI

«Lo pasó bien. Como en las sesiones continuas de los cines, los espectadores salían y entraban sin necesidad de linternas»

Nos asomamos hoy a una sesión plenaria del Ayuntamiento donostiarra al estilo de hace 55 años. Un Pleno, el celebrado el 27 de abril de 1964, que debatió si el Boulevard era lugar adecuado para instalar la caseta de la tómbola de caridad o si merecía la pena comprar el último modelo de proyector para el teatro Victoria Eugenia, Palacio del Festival. Una sesión con los dictámenes entregados a última hora, para malestar de concejales y funcionarios, preocupados además por un plan para reducir la plantilla municipal. La comentaba así nuestro DV en su edición del día siguiente.

«Ayer, a las siete de la tarde, hubo sesión municipal, extraordinaria por todos los conceptos. Asistieron cerca de un centenar de donostiarras, en su mayoría funcionarios y obreros municipales, y la reunión comenzó con la protesta de un señor concejal por no tener los dictámenes preparados en el plazo legal».

«En efecto, en la mañana de ayer, los informadores locales tuvimos que recorrer las dependencias de la Casa Consistorial repetidas veces, tratando de lograr los dictámenes para completar nuestra información. Por lo absurdo de haber señalado para ayer, lunes, la sesión plenaria, que obligó a varios funcionarios a trabajar durante todo el domingo, decretó las prisas en redactar los informes, que no estaban preparados para la una de la tarde».

«Desde luego, estamos conformes que es preciso automatizar la administración municipal, comenzando por los propios señores ediles. Este problema de la automatización llegó en el dictamen en relación con la futura plantilla de funcionarios y obreros, que en el tiempo será reducida en 707 empleados municipales de todas las clases. El proyecto es revolucionario y parece, a primera vista, práctico, por lo que hacemos votos por el pronto y total cumplimiento del acuerdo».

«El asunto de la Tómbola provocó una votación. Por un voto -11 contra 10- se acordó no autorizar su instalación en la alameda. La Tómbola de Caridad tendrá que habilitar otro lugar (...). Hubo un torneo de frases, algunas sentenciosas, dogmáticas otras, para determinar la problemática del asunto».

«Otro parlamento fuera de lugar lo produjo la adquisición de un equipo 'Todd-Ao' para el Palacio del Festival de Cine. La discusión duró cerca de media hora y el señor Arrondo, presidente de la Comisión de Seguridad y Tráfico, con su clara visión, nos dio una lección amplia de lo que es ese sistema de proyección (...)».

«En cambio, no se habló con claridad del depósito de aguas de Oriaventa, con filtraciones, casi nos atrevemos a asegurar, desde que se construyó. Se ha dejado pasar un tiempo precioso y se ha consentido en una pérdida indudable de agua, razón por la cual se van a hacer arreglos».

«En fin, se dio cuenta detallada de la inversión del superávit de 1963, que asciende a veintitantos millones de pesetas (...)».

«El público lo pasó bien. Como en las sesiones continuas de los cines, los espectadores salían y entraban del salón sin necesidad de linternas (...)».