Más de medio millar de mujeres firman un manifiesto en favor del Alarde 'Público' de Irun

Más de medio millar de mujeres firman un manifiesto en favor del Alarde 'Público' de Irun

Llaman a la ciudadanía a «solidarizarse y aplaudir» al desfile en el que las mujeres participan como soldados el sábado 30

A. L.SAN SEBASTIÁN.

Más de medio millar de mujeres han expresado su respaldo a un manifiesto de apoyo al Alarde 'Público' que tendrá lugar el sábado 30 de junio en Irun. Las firmantes, entre las que se encuentran representantes del ámbito de la cultura, la política así como de otros sectores profesionales y sociales, afirman que mientras «la inmensa mayoría de las celebraciones festivas» han ido adaptándose «a los nuevos tiempos», en Irun, «bajo una aparente normalidad» continúan celebrándose dos alardes: «uno privado, tradicional y excluyente; y otro inclusivo, donde mujeres y hombres ostentan un papel igualitario», indican. Las mujeres emplazan al alcalde de la ciudad, José Antonio Santano, y a su partido político, el PSE-EE, a «tratar con respeto a esta parte de la ciudadanía».

Irun conmemora el próximo día 30 la festividad de San Marcial con la celebración de dos desfiles, en uno de los cuales, el Alarde Tradicional , las mujeres únicamente participan como cantineras, en tanto que en el otro, el 'Público', lo hacen también como soldados.

El documento dado a conocer recuerda que la movilización del 8 de marzo en reivindicación de una sociedad más igualitaria «ha evidenciado la gran fuerza que tenemos las mujeres para luchar por nuestros derechos, pero también el largo camino que aún queda por recorrer para lograr una igualdad real».

Las firmantes piden que la resolución del conflicto no se prolongue otras dos décadas

El texto destaca que han transcurrido «veinte largos años» desde en Irun y Hondarribia las mujeres reclamaron «un rol diferente en sus fiestas patronales» en demanda de su incorporación en el acto más importante, como es el Alarde, vestida como soldado. «Desde ese momento, han tenido que sufrir numerosos episodios de acoso en base a justificaciones basadas en 'la tradición'. Y aún las recordamos rodeadas de plásticos negros que pretendían invisibilizarlas, mientras desfilaban escoltadas por la Policía antidisturbios», se indica en el documento.

«Nuevos tiempos»

Tras dejar constancia de la evolución que se ha observado en otras celebraciones festivas que se desarrollan en el entorno, «adaptándose a los nuevos tiempos», las firmantes señalan que en Irun se celebran todavía dos Alardes, «uno privado, tradicional y excluyente» y otro «inclusivo, donde mujeres y hombres ostentan un papel igualitario», recalcan.

A través de la carta, las mujeres muestran su apoyo al desfile llamado mixto, «como paso hacia un disfrute activo que aleje a la mujer del rol de mera espectadora que hasta ahora se le ha impuesto».

El escrito indica que «este no es 'un problema local que desde fuera no se entiende' como nos quieren hacer creer, y su resolución no puede esperar otras dos décadas mientras aguardamos una muy esperada decisión política».

Emplazan al alcalde y a su partido a tratar con respeto a la ciudadanía

De esta forma, las firmantes invitan a «todas las mujeres y hombres de Euskal Herria a solidarizarse y a movilizarse en apoyo de este Alarde 'Público'», y piden que el sábado 30 acudan a Irun «para aplaudir a las personas que llevan décadas luchando por algo que consideran justo».

Por último, emplazan al alcalde de la ciudad y «al partido político al que pertenece, a tratar con seriedad y respeto a esta parte de su ciudadanía y a sus derechos, dejando a un lado calculadas ambigüedades y dobles discursos».

La carta esta firmada, de momento, por 512 mujeres. Entre ellas se encuentran la bertsolari Mailen Lujanbio; las parlamentarias Rafaela Romero (PSE-EE), Maddalen Iriarte, (EH-Bildu) Eukene Arana (Elkarrekin Podemos), Isabel Salud, coordinadora general de Ezker Anitza-IU; las escritoras Toti Martínez de Lezea, Karmele Jaio y Laura Mintegi; la cantante Anari Alberdi; la presidenta de la Sala de lo Social del TSJPV, Garbiñe Biurrun; la abogada Juana Aranguren. También suscriben el texto, la txupinera de Bilbao del pasado año, Ane Ortiz, y la pregonera, Natividad Ovelleiro.

La movilización general del 8 de marzo reivindicando una sociedad más igualitaria ha evidenciado la gran fuerza que tenemos las mujeres para luchar por nuestros derechos, pero también el largo camino que aún queda por recorrer para lograr una igualdad real.

Han pasado ya veinte largos años desde que en dos municipios vascos, un grupo de ciudadanas decidió reclamar un rol diferente para la mujer en sus fiestas patronales, participando en la celebración de su acto más importante, el alarde, incorporándose al mismo vestidas de soldado. Desde ese momento, han tenido que sufrir numerosos episodios de acoso en base a justificaciones basadas en &ldquola tradición&rdquo. Y aún las recordamos rodeadas de plásticos negros que pretendían invisibilizarlas, mientras desfilaban escoltadas por la policía antidisturbios.

La inmensa mayoría de las celebraciones festivas de nuestro entorno han ido paulatinamente adaptándose a los nuevos tiempos, mientras que actualmente en Irun, y bajo una aparente normalidad, continúan celebrándose dos alardes: uno privado, tradicional y excluyente; y otro inclusivo, donde mujeres y hombres ostentan un papel igualitario.

Mediante la presente carta abierta, las mujeres firmantes queremos apoyar este segundo acto, llamado «desfile mixto», como paso hacia un disfrute activo que aleje a la mujer del rol de mera espectadora que hasta ahora se le ha impuesto.

Éste no es «un problema local que desde fuera no se entiende» como nos quieren hacer creer, y su resolución no puede esperar otras dos décadas mientras aguardamos una muy esperada decisión política.

Por ello animamos a todas las mujeres y hombres de Euskal Herria a solidarizarse y a movilizarse en apoyo de este alarde público, acudiendo a Irun el sábado 30 de junio para aplaudir a las personas que llevan décadas luchando por algo que consideran justo.

Queremos también emplazar a su alcalde y al partido político al que pertenece, a tratar con seriedad y respeto a esta parte de su ciudadanía y a sus derechos, dejando a un lado calculadas ambigüedades y dobles discursos.

Hagamos Alarde de igualdad.

En Euskal Herria, junio de 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos