Marisol Garmendia: «La integración de Renfe en Mugi beneficiará a 7 millones de viajeros»

Marisol Garmendia: «La integración de Renfe en Mugi beneficiará a 7 millones de viajeros»

Gaizka Lasa
GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Ha encabezado el logro de uno de esos retos de palacio que de lo despacio que avanzan parecen inalcanzables. Renfe ya se ha integrado en el sistema tarifario y de descuentos de Mugi, pero sin tiempo para celebrarlo, Marisol Garmendia (PSE), diputada foral de Movilidad y presidenta de la Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa (ATTG), ha tenido que salir al paso a las críticas de la concejalía de Movilidad del Ayuntamiento de Donostia (PNV), que junto a la representación del Gobierno Vasco en la ATTG se abstuvo en la votación del acuerdo.

- No parece que el convenio sea del gusto de todos...

- La Diputación de Gipuzkoa y los ayuntamientos que conforman la ATTG hemos dicho sí al acuerdo histórico de integración de Renfe en el sistema Mugi, poniendo el interés general de la ciudadanía guipuzcoana y el beneficio social y económico de los usuarios del transporte público de toda Gipuzkoa por encima de los intereses particulares y cortoplacistas de cada operador que, además, sigue recibiendo más ingresos de los garantizados por el sistema. Salimos ganando todas las instituciones porque gana la ciudadanía guipuzcoana.

«Hemos primado el beneficio general al interés particular y cortoplacista de cada operador»

- ¿Cuál es esa ganancia?

- Hasta ahora Mugi nos ha posibilitado crecer en usuarios hasta los 65 millones de viajeros. Pero los que hasta ahora utilizaban Renfe, por todo el corredor desde Legazpi hasta Donostia, incluyendo el Goierri, Tolosaldea y Buruntzaldea, o desde Irun a Donostia, que suman unos 6 millones de viajeros al año, no podían beneficiarse de las tarifas y descuentos que tanto están impulsando el uso del transporte público. A partir de ahora sí.

- ¿6 millones de beneficiarios?

- La incorporación de Renfe beneficiará a más de 7 millones de viajeros, de los cuales 1 millón provendrán de otros operadores, en un intercambio lógico ya que las personas viajeras podrán optar por el tren que les ofrece, con las mismas tarifas y mismos descuentos, más rapidez, menor tiempo de viaje y puntualidad.

- El PNV de Donostia ha criticado el acuerdo aduciendo trato de ventaja a Renfe con respecto a otros operadores. ¿Lo ha habido?

- Renfe entra en una condición diferente porque no forma parte de la ATTG. No decide las tarifas del transporte en Gipuzkoa. Es una diferencia sustancial. Acatará lo que el resto de miembros de la ATTG decidamos. A Renfe le tenemos que garantizar una cantidad. Afortunadamente desde 2013, como el sistema funciona muy bien, todos los operadores (Dbus, Lurraldebus, Euskotren) recibimos, además de la cantidad fija, un porcentaje más.

- ¿Entiende las críticas?

- Pensar que con la entrada de Renfe todos nos vamos a quedar igual, no responde a la realidad. Lo que hay que valorar es qué gana la ciudadanía guipuzcoana con este acuerdo.

- Llama la atención que la voz discordante llegue del PNV, su socio en el Gobierno foral.

- Llega de Donostia. Desde el primer momento, la Diputación foral de Gipuzkoa, con los dos socios de Gobierno, PNV y PSE, hemos ido a una. Hemos valorado conjuntamente que este acuerdo era muy bueno y lo hemos apoyado hasta el final. También el resto de instituciones de la ATTG, donde se incluyen los ayuntamientos consorciados de Irun, Eibar, Errenteria, Hernani, Zarautz y Lasarte-Oria.

- Dbus perderá 138.000 viajeros al año...

- Los 113.000 euros a los que alude la concejal de Movilidad de Donostia que va a dejar de ingresar Dbus por el acuerdo de Renfe no suponen un crack financiero para Dbus sobre los ingresos de 19,5 millones de euros que le aporta el sistema Mugi anualmente. Es un coste asumible en proporción de lo mucho que gana la ciudadanía donostiarra.

- ¿Y el resto de operadoras?

- Quien más va a notar la integración de Renfe, y sin que llegue a suponer pérdida, es Lurraldebus, es decir, es la propia Diputación. Y, sin embargo, la Diputación ha decidido que adelante porque la que gana es la movilidad sostenible. El acuerdo conseguido es muy ventajoso para la ciudadanía guipuzcoana y no supone un coste para la ATTG.

«El intercambiador de Riberas de Loiola cobra todo el sentido con la integración de Renfe»

- ¿Tampoco para las operadoras?

- Tendrán su coste económico pero cada operador no puede seguir pensando en el corto plazo y solo en lo que le pasa a él. Estamos en una ATTG pensando en Gipuzkoa, en el conjunto. En cualquiera de los escenarios que hemos dibujado de trasvase de viajeros, la ATTG en su conjunto sale beneficiada. No pierde nunca.

- ¿Cómo ha sido la negociación?

- Renfe es un monstruo a nivel estatal. Modificar sus cuentas y su estatus es complicado. De hecho, no lo hace más que en Asturias, donde hay un acuerdo similar, y en acuerdos parecidos con las autoridades de transporte de Madrid metropolitano y Barcelona. En 2013 ya se negoció que la tarjeta Mugi sirviera como tarjeta de pago, pero no integrada. Ahora hemos conseguido que Renfe cambie algunos conceptos por los que pagamos por viajero. Ha habido algunas fórmulas en las que ha sido flexible.

- ¿Quién y cómo ha llevado a cabo esa negociación?

- Las negociaciones las hemos llevado con la discreción y la reserva necesaria para llegar a un acuerdo desde el departamento de Movilidad de la Diputación, que tiene la presidencia de la ATTG. Un acuerdo con Renfe no se puede llevar de modo asambleario. Teníamos claro que los términos del acuerdo tenían que ser conocidos en la ATTG primero en la comisión de integración, de la que se han celebrado dos sesiones con aportación de datos, y después en la asamblea para su ratificación. Ese ha sido el camino.

«Los socios de Gobierno en la Diputación, PNV y PSE, hemos apoyado este acuerdo hasta el final»

- ¿El futuro viajará en tren?

- Sabemos que la movilidad sostenible pasa por el ferrocarril. Hay una serie de apuestas institucionales que van orientadas a ese modelo ferroviario guipuzcoano que esta Diputación tiene como estrategia dentro de Etorkizuna Eraikiz.

- ¿En detrimento del autobús?

- Los operadores de autobuses urbanos e interurbanos vamos a tener que coordinarnos con los modos ferroviarios y reordenar nuestros recursos. Porque el siguiente reto del transporte integrado en Gipuzkoa será la pasante del Metro de Donostialdea. También va a suponer un reordenar y redistribuir los viajeros. Pero eso es algo bueno.

- Ha citado siguientes retos...

- La Mugi es una base. El siguiente objetivo era la integración de Renfe en la Mugi. El siguiente es la pasante del Metro y su extensión desde Lasarte hasta Irun-Hondarribia, y entre uno y otro el intercambiador de Riberas de Loiola, que cobra todo el sentido con la integración de Renfe en la Mugi. Así se completa el modelo.

- ¿Funciona este modelo en otros territorios o países?

- Nos hemos dotado de un sistema tarifario integrado, unitario, con descuentos progresivos que lleva cinco años creciendo. Gipuzkoa alcanza los 66 millones de viajes, con un incremento del uso del 8% desde que se implantó el sistema Mugi. Somos un ejemplo de políticas activas de impulso del transporte público en toda España. Y en Europa, en la conferencia Metrex donde se ha estudiado la movilidad sostenible, no daban crédito a lo que estamos consiguiendo.

- La integración de Renfe llega junto a otro proyecto costoso como el de la nueva concesión de autobuses de Buruntzaldea.

- Era la única concesión que quedaba dentro de Gipuzkoa sin renovar desde 30 años. La vamos a sacar ahora para adecuar el servicio de autobuses a las necesidades y a la movilidad real de la comarca. Más autobuses directos desde Tolosa y Lasarte-Oria a San Sebastián, más autobuses a hospitales los domingos y festivos, más nocturnos desde los viernes, refuerzos en las horas puntas a universidades o centros escolares, en definitiva, más servicio público allá donde hace falta.

- Se le ha criticado por no comunicar el anteproyecto a los alcaldes y por recortar servicios.

- Yo he reconocido que la comunicación podía haber sido más fluida de manera previa al anteproyecto. A partir de ahí hemos tenido una relación directa con los alcaldes. En cuanto a los recortes, la única modificación que afecta a una línea es que Usurbil no va a tener servicio directo a Hospitales, sino que va a tener que ir a Lasarte-Oria para hacer el trasbordo a Hospitales. Por qué del cambio: esa línea la utilizaban desde Usurbil 19 personas al día para un total de 23 servicios diarios.

Más

 

Fotos

Vídeos