Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

La manzana se convierte en zumo

Edurne Jauregi, de Baliarrain, vendiendo ramos de rusco/Marín
Edurne Jauregi, de Baliarrain, vendiendo ramos de rusco / Marín

Los puestos comienzan a vestirse poco a poco de Navidad; a la flor de Pascua se le suman los ramos de rusco

ALATZANE

Mañana soleada y temperatura agradable para recibir al mes de diciembre en el mercado de Ordizia ayer. Ello, unido a ser víspera de puente, animó a visitantes y a compradores a acercarse a la feria. Para media mañana el recinto ferial se mostraba muy animado.

Animado y colorido, gracias a la cada vez mayor oferta de flor de Pascua o poinsetia, signo inequívoco de la cercanía de la Navidad. Esta semana se podían ver poinsetias de distintos colores, como amarillas, naranjas, rosadas o jaspeadas, que vienen a sumarse a la clásica roja. A la venta en los puestos de María Dolores Mendizabal y de Iñaki Azanza, su precio rondaba entre los 8 y los 8,5 euros la planta, aunque también había más pequeñas, a 5 euros cada una.

Otro símbolo de la Navidad que ha llegado al mercado ordiziarra es el rusco, ese arbusto con hoja firme y puntiaguda y frutos rojos en forma de bolas pequeñas. Lo vendían por ramos Edurne Jauregi y Arantxa Lopetegi, a 2 euros cada uno.

En los puestos de encurtidos, por otro lado, cada vez es mayor la oferta de frutos secos y polvorones y mantecados, todos ellos también muy solicitados en Navidad.

Y si el calendario indica que esas fechas y el fin de año se van acercando, los puestos de la feria también son referente para conocer la época en la que estamos. Así, el zumo de manzana envasado en botella de cristal que ayer presentó la gabiriarra Miren Agirrezabala (4 euros el litro) indicaba la cercanía del final del otoño, al igual que lo hacía también la cada vez menos variedad de la oferta de Jose Antonio Aizpuru. El errezildarra, con la resaca aún de la celebración del Ibarbi sagar eguna en su localidad el fin de semana, indicaba que ya sólo le quedaba esta variedad de manzana, la Ibarbi, que vendía a 5 euros el kilo la grande, y a 1 euro el kilo la pequeña.

El apartado micológico, por otro lado, constaba de 150 kilos de hongo (16-34 euros), 15 kilos de angula de monte (20), 12 kilos de gamuza (12-20 euros) y 2 kilos de níscalo.

Entre los productos de fuera del país, por último, hay que señalar la llegada de la fresa de Huelva. Ayer estaba a la venta a 7,9 euros el kilo en el puesto de frutas Clemente.

 

Fotos