Nueva tecnología para el peaje de Irun

Jornada de alta densidad de tráfico en el peaje de la AP-8 de Irun./ARIZMENDI
Jornada de alta densidad de tráfico en el peaje de la AP-8 de Irun. / ARIZMENDI

Se incorporará una nueva tecnología en las catorce vías para permitir el paso de mil vehículos por hora y agilizar el tráfico en fases de salida o retorno

Gaizka Lasa
GAIZKA LASASAN SEBASTIÁN.

Las obras de renovación del peaje de Irun arrancarán este lunes, según informó ayer Bidegi, agencia foral encargada de los trabajos. La actuación contempla la renovación integral del equipamiento del sistema de cobro de las 14 vías con la incorporación de tecnología de última generación que permitirá el paso de hasta 1.000 vehículos por hora por cada una de las vías destinadas a los usuarios que dispongan de un dispositivo TAG compatible.

El renovado peaje no podrá evitar las retenciones que a menudo surgen en el siguiente paso de Biriatou, pero sí logrará agilizar la circulación en esos días de denso tráfico transfronterizo. El nuevo diseño contará con cuatro vías fijas en cada sentido y otras seis reversibles que se adaptarán en función del tráfico. Así, en momentos como las operaciones de salida o retorno se podrán configurar hasta diez vías en un solo sentido. Todas las vías estarán preparadas para operar de forma manual -con cobrador-, si bien el objetivo es que la mayoría, diez de ellas, funcionen como vías dinámicas exclusivas para el dispositivo TAG.

Con el objetivo de minimizar las afecciones al tráfico, la renovación del total de las vías se realizará en tres fases, afectando en cada una de ellas a una parte de la estación de cobro. En esta primera fase, que irá desde pasado mañana hasta el inicio del período navideño, se remodelarán las cinco vías e isletas comenzando en el lateral derecho del peaje en sentido Donostia.

En la primera fase, hasta Navidad, se remodelarán cinco vías e isletas del peaje en sentido Donostia

En días de operación salida o retorno, el peaje de Irun puede llegar a recibir el paso de 60.500 vehículos

Para garantizar la seguridad de los operarios y del tráfico, se procederá a vallar y balizar el área de trabajo. La obra quedará interrumpida durante las navidades para garantizar la fluidez de los tránsitos y evitar problemas de densidad. No obstante, incluso mientras duren las obras estarán abiertas y operativas cuatro vías en sentido Donostia y otras cinco en sentido Behobia.

Bidegi destaca la importancia de esta intervención al recordar que «la estación de Irun-Barrera -en referencia al peaje- es clave al ser la entrada de los tráficos provenientes de Europa». De hecho, este paso es uno de los puntos con mayor tasa de congestión en días críticos como son las operaciones de salida y retorno cuando el tráfico llega a multiplicarse por 2,5 en comparación con un día ordinario hasta sobrepasar los 60.500 vehículos.

Bidegi afronta la obra con un presupuesto de 4,2 millones. La UTE compuesta por las firmas Kapsh y Amenabar se hará cargo del proyecto durante los próximos dieciséis meses.

Cierre de carril en la GI-11

Por otra parte, con motivo de la realización de trabajos de mejora de la seguridad vial en la carretera GI-11 (punto kilométrico 2,010) en la conexión de la N-I con la GI-20 a la altura del cambio de sentido hacia Ari-tzeta, se va a proceder al cierre del carril izquierdo de la calzada sentido Donostia durante dos semanas, desde mañana a las 21.00 horas hasta el 24 de septiembre. El corte se realiza en el repecho de subida regulado por un radar de 80 km/h donde finaliza la N-1 y arranca la GI-20. La Diputación recomienda utilizar la ruta alternativa de la N-634 y la carretera de Añorga para acceder a los concurridos centros comerciales del polígono Belartza y Urbil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos