Luis Labairu: «Los hombres deben realizarse un PSA a los 50 años para valorar su riesgo»

Luis Labairu en su consulta de Policlínica./LOBO ALTUNA
Luis Labairu en su consulta de Policlínica. / LOBO ALTUNA

Valora las «grandes ventajas» de la técnica HoLEP para tratar patologías de próstata

Ane Urdangarin
ANE URDANGARINSAN SEBASTIÁN.

Los tratamientos con láser se han convertido en un aliado para tratar las patologías benignas de próstata. Josean Rodríguez, Luis Labairu y Gregorio Garmendia, urólogos de Policlínica Gipuzkoa, hablarán hoy sobre estos tratamientos y presentarán la Enucleación prostática con Láser Holmium (HoLEP), «la técnica quirúrgica más segura y el tratamiento láser recomendado en próstatas de gran tamaño», explica Labairu. El Aula de Salud tendrá lugar en el Aquarium a las 19.30 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

- ¿Cuáles son las patologías prostáticas más habituales?

- La más común es la hiperplasia benigna o adenoma de próstata, que son los cambios en la composición y tamaño de la próstata por los cambios hormonales del envejecimiento y que causa una multitud de síntomas al orinar y con frecuencia deriva en complicaciones importantes. La segunda más habitual es el cáncer de próstata. Se trata del cáncer que más se diagnostica año tras año. En España se diagnostican más de 33.000 cánceres de próstata al año, un 22% de todos los cánceres en varones. Con frecuencia menor se encuentra la prostatitis, la inflamación de la próstata producida casi siempre por bacterias. No obstante, la mayor parte de las infecciones del tracto urinario en los hombres suelen ser secundarias al adenoma de próstata.

- ¿La próstata crece con la edad?

- Sí. Está demostrado que la próstata crece al cumplir años y también que el PSA sube. El tamaño de la próstata se clasifica en grados: 1 es el tamaño normal (hasta 30 gramos) y 4 es el tamaño más grande (más de 80 gramos). Suelo decir que tiene un tamaño 4 plus cuando son mayores de 120 gramos. Además, no crece de forma predecible, puede hacerlo de forma constante o por etapas. Es importante avisar de que cuanto mayor es la próstata más frecuente es tener síntomas y complicaciones.

- ¿Qué perfil de paciente ven en consulta?

- Son hombres de más de 50 años que han empezado a notar cambios progresivos en su manera de orinar o que ya han tenido las primeras complicaciones debidas al adenoma de próstata como la retención de orina, infecciones, sangrados al orinar, piedras en la vejiga, mal funcionamiento de los riñones o dilatación de la vejiga o de los riñones. También es frecuente atender a hombres derivados para valorar cifras elevadas del PSA o que desean realizarse un chequeo de próstata.

- ¿Se puede detectar precozmente?

- El cáncer de próstata sí, ya que el 90% se diagnostica en fases iniciales gracias al PSA, la resonancia magnética y el tacto rectal. No es útil detectar precozmente la hiperplasia-adenoma de próstata si no se tiene ningún síntoma. Tiene un componente familiar, ya que si un hombre tiene un padre que haya padecido de adenoma de próstata con síntomas urinarios tiene un 250% más de probabilidades de padecerlo él también respecto a otro hombre sin ese antecedente, y si es un hermano, el 500%.

«La próstata crece con la edad; cuanto mayor es, más frecuente son las complicaciones»

«No hay límite de edad, he operado igual a un paciente de 45 años y a otro de 94»

- ¿Qué importancia tiene realizarse la prueba del PSA?

- Es un tema en permanente discusión. Por un lado, el PSA contribuye a diagnosticar más precozmente el cáncer pero también adelanta el diagnóstico de algunos cánceres que van a evolucionar lentamente. Debido a que no existe ningún tratamiento inocuo para el cáncer, la clave a desarrollar es poder diferenciar los cánceres agresivos de los indolentes para tratar solo los primeros. Mi opinión es que todos los hombres deben realizarse un PSA hacia los 50 años porque así se puede valorar su situación de riesgo individual y en consecuencia asesorarles mejor. Analizar el PSA es inevitable para todos los hombres que ya tengan síntomas urinarios.

- ¿En qué consiste la técnica HoLEP?

- Es una técnica mínimamente invasiva a través del conducto de la orina (uretra) en la que se aplica de forma precisa el láser holmio en la próstata. Si la próstata la comparamos con una mandarina o naranja, el láser holmio permite separar los gajos de la cáscara logrando la eficacia de la cirugía tradicional abierta al lograr remover todos los gajos.

- ¿Cuáles son las principales ventajas del HoLEP?

- Tiene grandes ventajas porque el láser proporciona la mayor seguridad al paciente, además del menor tiempo con sonda o de ingreso hospitalario. Esta manera de aplicarlo es única porque permite individualizar el tratamiento a la verdadera anatomía interna de la próstata y así conseguir la máxima eficacia al quitar todo el adenoma imitando la cirugía abierta. Sus resultados son duraderos y, además, se manda todo a analizar. Si se halla en un paciente cáncer de próstata permite realizar después una cirugía radical. La versatilidad del láser permite tratar próstatas de cualquier tamaño eficazmente y tratar las piedras de la vejiga en el mismo acto quirúrgico.

- ¿Desde cuándo emplean esta técnica?

- Se describió hace 20 años, conceptualmente es sencilla pero su ejecución es muy técnica ya que cada próstata es diferente. Sin embargo, han hecho falta estos años para que los láseres evolucionaran. Actualmente el láser holmio es muy bueno y permite trabajar con comodidad. La segunda parte de la operación consiste en sacar los adenomas-gajos de la vejiga, y se hace con un aparato llamado morcelador. En estos aparatos es donde se espera una gran evolución en los próximos años para que esta técnica pueda extenderse más. Yo empecé a aplicar esta técnica hace 4 años y medio.

- ¿Hay límite de edad para someterse a esta técnica?

- El único requisito es que la operación esté indicada. No hay límite de edad, he operado igual a un paciente de 45 años y a uno de 94 años. No estoy de acuerdo cuando no se ofrece intervenciones quirúrgicas a los hombres más mayores achacando toda la sintomatología a la edad porque también acaban teniendo complicaciones y gran repercusión en su calidad de vida. Tampoco estoy de acuerdo con el uso tan habitual de fármacos para la próstata en los más jóvenes. Si bien tienen su utilidad, ya se ha demostrado que hacen que se acabe operando a los mismos hombres de su adenoma de próstata más tarde y, por tanto, con más edad, más sintomatología, próstata más grande y más riesgos.

- ¿Qué suelen comentar los pacientes a los que ha tratado con esta técnica?

- Casi todos notan una mejora inicial en el flujo miccional. Algunos están casi perfectos una o dos semanas después de la intervención. Es más común tener molestia o dolor al orinar, orinar con frecuencia o escape de orina de forma transitoria. Según mi experiencia, los hombres que más tiempo llevan padeciendo de la próstata o que tienen mucha sintomatología de llenado de la vejiga previamente son los que más tardan en alcanzar la normalidad y pueden precisar reeducación vesical o fármacos para la vejiga.