La lluvia impide bailar a iñudes y artzainas

Algunos de los integrantes del coro actuando a cubierto en unos soportales dirigidos por Josu Elberdin. / ELENA VIÑAS
Algunos de los integrantes del coro actuando a cubierto en unos soportales dirigidos por Josu Elberdin. / ELENA VIÑAS

El desfile previsto en Trintxerpe tuvo que ser aplazado al próximo 2 de junio | Los personajes de la comparsa actuaron en la plaza Serafín Esnaola bajo la dirección de Josu Elberdin

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

Las intensas precipitaciones que cayeron sin descanso durante la jornada el domingo obligaron a los responsables de la programación de Musikaz Blai a suspender el desfile de iñudes y artzainas que debía haberse celebrado a mediodía. Aunque en un principio optaron por posponerlo a media tarde a la espera de que la climatología mejorase, finalmente tomaron la decisión de aplazarlo al próximo 2 de junio.

«Ha sido una pena, pero con este tiempo no podemos actuar», manifestaron los integrantes de Illumbe Fundazioa y Pasaia Musikal, que no se resignaron, sin embargo, a no seguir adelante con otros de los planes previstos para la misma jornada festiva. Los integrantes de la comparsa, ataviados como los personajes tradicionales de antaño, cantaron en la plaza Serafín Esnaola varias composiciones musicales bajo la dirección de Josu Elberdin, quien les acompañó al piano.

Tampoco renunciaron a llevar a cabo la comida popular que reunió a doscientas de las cerca de trescientas personas que tenían previsto participar en el desfile. Tras la sobremesa, iñudes, artzainas, el resto de los personajes, tamborreros y músicos siguieron disfrutando de los festejos con la actuación de un DJ. «Ya que no hemos podido actuar, por lo menos vamos a intentar pasárnoslo bien», comentaban, sin ocultar el gesto de resignación en sus rostros.