¿Por qué no llovió tanto como se anunció el Día de San Sebastián?

El cielo estuvo plomizo y amenazante durante la Tamborrada Infantil, pero apenas cayeron cuatro gotas./ARIZMENDI
El cielo estuvo plomizo y amenazante durante la Tamborrada Infantil, pero apenas cayeron cuatro gotas. / ARIZMENDI

La tormenta 'David' se desvió contra pronóstico hacia el norte de Europa y sus efectos se notaron más en Alemania que en Gipuzkoa

GAIZKA LASASan Sebastián

No se le echó de menos el sábado, pero una vez pasado el fin de semana festivo en San Sebastián, en muchas tertulias se preguntaba por él. Por ‘David’. Por la tormenta que había amenazado con aguar la fiesta. Pues bien, se desvió, contra pronóstico, hacia el norte de Europa. «De hecho, en Alemania se han visto sorprendidos porque la previsión era que afectara al Mediterráneo, pero en lugar de evolucionar con empuje del noroeste se desplazó de oeste a este, algo que los modelos meteorológicos no fueron capaces de predecir», explica la delegada de la Agencia Estatal de Meteorológía (Aemet) en el País Vasco, Margarita Martín.

La meteoróloga recuerda que la tormenta ‘David’ se detectó en el Atlántico y «traía hasta nevadas en cotas bajas» cuatro días antes del día grande de San Sebastián. «No fue hasta el viernes cuando el modelo empieza a prever el cambio de rumbo que podía pasar y pasó», señala antes de aportar el contexto que explica por qué suceden variaciones de pronóstico como la de la semana pasada.

Matiza, en primer lugar, que las previsiones a cuatro días cambian, y tienen una fiabilidad del 60%. «De hecho, en los 90 solo nos dejaban hacer predicciones a menos de tres días, pero existe una demanda y una presión social por conocer el tiempo que va a hacer». Y va al fondo de la cuestión. «Aunque la técnica ha mejorado mucho y, por ejemplo, la tendencia de la temperatura se puede predecir mejor, hay un problema con los sondeos aerológicos. Cuestan al día 1.000 euros –dos lanzamientos de 500 euros–, y muchos países han reducido el número de sondeos».

Azores, A Coruña y Santander

El problema se acentúa en la fachada atlántica, donde se carecen de datos de precisión, según explica Martín. «A nuestro oeste solo se hacen en Santander y A Coruña, pero para entonces es tarde porque la tormenta está encima. Solo tenemos de referencia el que se hace en las Azores, una vez al día y cuando se hace». La meteoróloga pone como ejemplo que «ningún modelo fue capaz de prever un trimestre tan lluvioso como el que hemos tenido». Los modelos dependen de los citados sondeos y en este caso ha quedado de manifiesto que «la tormenta ‘David’ los ha perturbado totalmente», al menos en la previsión a cuatro días vista.

Porque al final pasó lo que se vaticinó el mismo viernes. La víspera de San Sebastián transcurrió con un sector cálido que anticipó el frente frío que llegó con la Izada. Llovió durante la madrugada, hasta las 06.00 horas del mismo día 20, cuando entró otro ciclo cálido que dio una tregua hasta las 13.00 horas. Margarita Martín recuerda que «a esa hora del mediodía se registró la mayor racha de viento, de 65 kilómtros por hora, que anunciaba otro cambio, con un sector frío con chubascos». El siguiente paso de un frente cálido a otro frío lo delató otra racha de 66 kilómetros por hora ya a las 00.40 horas del domingo.

83 litros por metro

Lo cierto es que, si bien durante el momento estelar de la Tamborrada Infantil el tiempo se mostró benévolo, los pasos de frentes fríos han dejado importantes cantidades de lluvia en el territorio. Sin ir más lejos, la Mancomunidad de Aguas del Añarbe ha iniciado un nuevo desembalse de 23 metros cúbicos por segundo de la presa, según informó ayer la entidad a través de un comunicado.

Aguas del Añarbe señaló que la presa «ha retenido las fuertes lluvias del fin de semana registradas en la cuenca del Añarbe, 59 litros por metro cuadrado en la presa y 83 litros por metro cuadrado en la estación de aforos». El ente especializado en tratamiento de aguas explicó que «ahora es preciso volver a hacer sitio en el embalse, por lo que comienza un nuevo desembalse de 23 metros cúbicos por segundo».

 

Fotos

Vídeos