«La llegada fue difícil, pero he terminado mis estudios»

Una alumna recibe su diploma ayer en Donostia./PEDRO MARTÍNEZ
Una alumna recibe su diploma ayer en Donostia. / PEDRO MARTÍNEZ

Premian el mérito académico de alumnos inmigrantes de Gipuzkoa

ENAR DERQUISAN SEBASTIÁN.

«Al principio fue muy difícil integrarse, dejé de lado mi cultura y todo lo que conocía hasta los ocho años». Así se expresaba Wissal, una estudiante de origen marroquí que recibió ayer un merecido diploma por haber terminado con éxito sus estudios, en una acto organizado por la asociación Jatorkin Al- Nahdael, con sedes en Tolosa y Donostia. Bajo el lema 'Mi diploma, mi libertad', la entidad reconoce la valía y el esfuerzo de jóvenes marroquíes que han conseguido terminar algún ciclo estudiantil.

Wissal ha sido uno de ellos. «Tuve que aprender dos idiomas de los cuáles no tenía ni la menor idea, pero con la ayuda de los profesores conseguí tirar para adelante y terminar la educación secundaria», relataba la chica de diecisiete años. En el acto, celebrado en la Facultad de Magisterio de la UPV en Donostia, los estudiantes estuvieron acompañados por sus familiares y amigos. «Mi madre se siente muy orgullosa de todos mis logros. Esta forma de reconocer todo nuestro esfuerzo te ayuda a seguir adelante», explicó Affaf, una joven de diecisiete años que acaba de graduarse en bachillerato y el año que viene comenzará un grado en Automatización y Robótica Industrial.

Ambas coincidieron en la dificultad de la llegada tras emigrar de su país. «Poco tiene que ver la cultura marroquí con la vasca», pero reconocían que con la ayuda de la asociación, de sus profesores y posteriormente de sus compañeros «todo fue mucho más sencillo».

En el evento estuvieron presentes representantes del sector educativo, como Eugenio Jiménez, director de los centros escolares del Gobierno Vasco, que dejó claro que «no solo la integración de los alumnos es esencial sino también la participación de la familia dentro de los centros escolares» para que así tanto alumnos como familiares sientan que forman parte de una comunidad como la vasca.

Eugenia Jiménez, en representación del Ayuntamiento donostiarra, quiso agradecer la labor que hacen todos los maestros y asociaciones para ayudar a la integración de todos estos jóvenes. «Es necesario realizar este tipo de eventos. Los éxitos individuales de todos estos jóvenes son nuestros éxitos como sociedad».

El objetivo principal de la entrega de estos premios es «reconocer el mérito de todos los jóvenes extranjeros que luchan cada día por superar sus dificultades y mostrarles a los más pequeños, que a pesar de las dificultades que puedan encontrarse deben seguir luchando», explicó Saad Malec, miembro de la asociación que organizaba los premios. «Para los padres es también muy importante ver que sus hijos tienen las oportunidades que ellos no tuvieron», observó Malec.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos