«A Juan Francisco lo han matado por ser un hombre de paz»

Vehículos policiales y sanitarios, en la zona en la que se produjeron los hechos en Don Benito. En la otra foto, Juan Francisco Lozano./HOY DE BADAJOZ
Vehículos policiales y sanitarios, en la zona en la que se produjeron los hechos en Don Benito. En la otra foto, Juan Francisco Lozano. / HOY DE BADAJOZ

Un guardia civil destinado en Zarautz muere acuchillado tras mediar en una reyerta en Badajoz

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBASAN SEBASTIÁN.

En Zarautz, los guardias civiles de la casa cuartel se encuentran en shock. Aseguran sentirse consternados por la muerte de su compañero Juan Francisco Lozano, de 50 años, ayer de madrugada cuando trataba de mediar en una pelea en la localidad de Don Benito, en Badajoz. El agente fue víctima de varias cuchilladas. El crimen rompió la calma que se respiraba en las primeras horas del puente festivo de Todos los Santos en el puesto guipuzcoano. «Desde que la noticia ha trascendido, no hemos parado: medios de comunicación, compañeros de otras localidades, familiares, agentes de otros cuerpos y mucha más gente se han interesado por lo sucedido y nos han transmitido las condolencias», manifestó ayer un compañero de la víctima.

Juan Francisco Lozano llevaba ocho años destinado en labores de Seguridad en el cuartel de Zarautz. El guardia civil, que disfrutaba de unos días de permiso en Don Benito, su pueblo natal, fue víctima en torno a las dos de la madrugada de ayer de una agresión con arma blanca. El agente había mediado en una reyerta que se había originado en el interior en un pub de la zona de la Plaza de España, en el centro de la localidad pacense. Juan Francisco se identificó como guardia civil y trató de calmar los ánimos entre las dos partes que se estaban peleando, según explicaron portavoces policiales.

Sin embargo, el ataque no se produjo dentro del local de ocio sino en el exterior, donde al parecer los tres agresores, o bien le estaban esperando o coincidieron con él. El agente recibió en aquel instante dos puñaladas, una en el cuello y otra en un costado. Gravemente herido, el guardia civil fue asistido por una unidad medicalizada. Los sanitarios le practicaron durante una hora diversas maniobras de reanimación. Todos los esfuerzos, sin embargo, resultaron inútiles, y el facultativo presente certificó el fallecimiento.

La víctima, de 50 años, fue agredida por tres personas que más tarde se entregaron

Su cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Badajoz al objeto de serle practicada la autopsia. Posteriormente el cadáver fue conducido al tanatorio Tanesa de Don Benito, donde aguardaban sus familiares.

Huida y detención

Tras la agresión, las tres personas que tomaron parte en el incidente, junto a una cuarta, se dieron a la fuga a bordo un BMW X6 de color blanco. Desde primera hora de la mañana empezaron a difundirse a través de grupos de WhatsApp las fotos de los presuntos agresores. Las imágenes, según diversas fuentes, fueron insertadas en la red por agentes de la Guardia Civil con el objetivo de acelerar la detención de los sospechosos. Asimismo, perfiles atribuidos supuestamente a miembros perteneciente a los cuerpos y fuerzas de seguridad, desvelaron los nombres e imágenes de los presuntos autores del homicidio, así como del modelo y las tres últimas letras de la matrícula del coche en el que habían emprendido la huida.

Ante el cerco policial y la presión que se generó en torno a los sospechosos, los tres implicados, junto a la cuarta persona que huyó con ellos, terminaron por entregarse a las autoridades. Según fuentes de la Delegación del Gobierno de Extremadura, los investigados se personaron en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Don Benito, después de que el abogado que les representa llevara a cabo diversas gestiones con diferentes agentes policiales encabezados por el comisario Provincial de Badajoz, Juan María Cervera.

Los tres investigados por el homicidio del guardia civil.
Los tres investigados por el homicidio del guardia civil.

Los investigados se encontraban anoche en dependencias de la comisaría de la localidad. Los cuatro permanecerán en los calabozos en tanto se ultiman las diligencias policiales. En cuanto el atestado esté terminado, los encausados serán puestos a disposición de la autoridad judicial.

Conmoción en el cuartel

Compañeros de Juan Francisco Lozano en Zarautz dijeron estar consternados por el fallecimiento del agente del instituto armado. «Era un hombre de paz. Una prueba de ello es que le han matado cuando precisamente intentaba mediar en una disputa. Pudo haber rehuido el conflicto que se estaba generando y marcharse, pero su condición de agente se lo impidió, estaba por encima. Quiso poner paz y perdió la vida en el intento. Una verdadera desgracia», manifestó un compañero suyo.

Al poco de tener conocimiento de la dramática muerte, varios colegas del cuartel de Zarautz emprendieron viaje hacia Don Benito para mostrar sus condolencias a la familia y «apoyarles en estas horas tan duras para ellos», indicó uno de ellos.

«Era un excelente agente y además una extraordinaria persona», afirma un compañero

Lozano llevaba veinticinco años en el cuerpo, ocho de ellos destinado en el cuartel de Zarautz, donde desempeñaba labores vinculadas a la seguridad. «Era un excelente agente y además una extraordinaria persona. Responsable en su trabajo, siempre estaba dispuesto a echar una mano a cualquier compañero que lo necesitase. Realmente le vamos a echar mucho de menos. Es una gran pérdida para el grupo», destacó otro compañero.

El guardia civil fallecido disfrutaba de unos días de permiso en Don Benito, localidad en la que había nacido y donde también residían familiares suyos. Era padre de dos hijas, según indicaron allegados de fallecido. El agente aprovechaba los días de asueto como los de este puente para desplazarse a Badajoz y poder estar con la familia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos