Los jóvenes vuelven mañana a las calles de Donostia para pedir medidas contra el cambio climático

Concentración frente al Ayuntamiento de San Sebastián contra el cambio climático./Michelena
Concentración frente al Ayuntamiento de San Sebastián contra el cambio climático. / Michelena

El colectivo 'Fridays for future' solicitará al Gobierno Vasco que declare el estado de emergencia climática, como ya lo ha declarado Cataluña

Alexis Algaba
ALEXIS ALGABA

Los jóvenes guipuzcoanos, en su mayoría estudiantes universitarios, volverán a tomar mañana las calles de San Sebastián para reclamar al Gobierno Vasco que declare el estado de emergencia climática por los efectos cada vez más evidentes del cambio climático. El colectivo 'Fridays for future' ha convocado una manifestación que saldrá desde el consistorio donostiarra a las 19.00 horas.

Será la tercera vez que los jóvenes tomen las calles de Donostia para reivindicar acción a las administraciones locales en la lucha contra el cambio climático. El movimiento mundial abanderado por la joven sueca Greta Thunberg aterrizó en Gipuzkoa por primera vez el pasado 15 de marzo y desde entonces su crecimiento ha sido destacable, hasta reunir el pasado 24 de mayo a casi 300 personas en el centro de San Sebastián.

En esta ocasión, el colectivo volverá a reclamar que el Gobierno Vasco declare el estado de emergencia climática, que involucra la adopción de medidas para lograr reducir las emisiones de carbono a cero en un plazo determinado para responder a la crisis medioambiental existente. Los jóvenes reclaman que se «haga de Euskadi un modelo ejemplar y sostenible donde vivir». «Nuestra naturaleza corre peligro y por eso exigimos que se tome conciencia de la gravedad y que se pongan en marcha medidas».

Cataluña, Reino Unido y Canadá

En España la única comunidad que ha declarado el estado de emergencia climática ha sido Cataluña, que lo aprobó el pasado 7 de mayo. Otras ciudades europeas también lo han declarado y parlamento del Reino Unido también le dio luz verde, aunque posteriormente el Gobierno no apoyó la decisión.

Por países, Irlanda fue el primero en declarar el estado de emergencia climática el pasado 9 de mayo, y hace escasos días fue Canadá -17 de junio- el que tomo la misma medida.