La joven de Deba lleva meses retenida en un campamento de Argelia

La joven de Deba lleva meses retenida en un campamento de Argelia

«Me envió un mensaje diciendo que querían casarle, pero que ella no lo deseaba», afirma el amigo que denunció el caso ante la Policía

Javier Peñalba
JAVIER PEÑALBA SAN SEBASTIÁN.

La joven de 19 años de origen argelino que presuntamente estaría retenida por familiares suyos en un campamento de refugiados en Argelia ha efectuado en las últimas horas una llamada de teléfono a un amigo suyo, después de que su caso se hiciera público en los medios de comunicación. El contenido de la conversación, sin embargo, no ha trascendido, aunque ha sido puesto en conocimiento de la Ertzaintza. Así lo ha desvelado Pablo Garrido, amigo de la joven y persona que decidió interponer la denuncia, después de que la propia joven le manifestase que su familia no le permitía regresar a Gipuzkoa y que pretendía que contrajera matrimonio en el país magrebí. «Fue después del Ramadán. Me dijo que querían casarle, pero que ella no quería», manifestó ayer Garrido.

La joven, que reside a caballo entre Deba y Eibar, lleva siete meses intentando retornar a Euskadi. Garrido explica que viajó de vacaciones a Argelia con su madre y una hermana a finales de noviembre del pasado año. «Me escribió desde allí y me dijo que tenía previsto regresar en enero y que su madre llegaría en febrero. Sin embargo, posteriormente volvió a escribirme y me dijo que su familia no le dejaba salir y que le iban casar, pero que ella no quería».

Protesta en Eibar

Ante esta situación, Garrido se desplazó el pasado 9 de junio a las dependencias de la comisaría de la Ertzaintza de Eibar, donde denunció los hechos. Allí aportó el contenido de los mensajes que la joven le habría enviado y en los que denunciaba la compleja situación en la que se hallaba.

La Ertzaintza ha abierto unas diligencias en las que la madre figuraría como investigada. Al parecer, la progenitora habría regresado a Gipuzkoa e incluso habría sido interrogada por la Policía Vasca. Amigos de la joven llevaron a cabo el sábado pasado un acto de protesta en la plaza Unzaga de la ciudad armera, donde mostraron fotografías de la chica exigiendo su libertad.

Tras las diligencias practicadas por la Ertzaintza, efectivos de este cuerpo han puesto los hechos en conocimiento de otros cuerpos policiales, entre ellos a la Policía Nacional para que lleve a cabo las averiguaciones oportunas, en el marco de la cooperación internacional que tiene con las autoridades argelinas. Se desconocía si las pesquisas habían dado alguno resultado.

Amigos de la joven han expresado su intención de seguir luchando por la puesta en libertad de la joven y se le permita el regreso a Gipuzkoa como es su objetivo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos