La investigación policial, una compleja tarea

«Para la Policía es clave tener conocimiento del delito, del modo de actuar y de dónde se está produciendo»

J. P. SAN SEBASTIÁN.

Abordar policialmente los delitos de estafas «no es tarea fácil», afirman desde el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco. «Para la Policía es clave tener conocimiento del delito, del modo de actuar, de las variantes, del lugar donde se están produciendo y para ello es fundamental que la víctima denuncie el hecho», señalan.

Indican en este sentido que si se se conocen los hechos delictivos, en este caso las estafas, «se podrán elaborar planes de acción, alertas preventivas a la ciudadanía, investigaciones para determinar autorías, nuevas formas criminales...» Y recuerdan que la colaboración entre la ciudadanía y su policía es un «elemento clave para abordar todo el abanico delictivo, incluidas también las estafas, que aunque no es un delito grave, suelen tener amplia repercusión local».

Especialmente dificultosa resulta la investigación de las estafas informáticas. En estas, la Policía se enfrenta en muchas ocasiones tanto a la propia complejidad tecnológica y su conexión a un mundo globalizado, «como a grupos organizados establecidos en países extranjeros, con servidores en distintas ubicaciones, anonimato, conocimiento tecnológico, medios humanos y materiales...», lo que viene a ser compleja maraña.

Destacan también la labor que ante las estafas se puede hacer mediante la difusión de información a la ciudadanía. Afirman que es una «acción fundamental» que corresponde a todos: Administración, medios de comunicación, y también a la Policía». Precisan, no obstante, que «no se trata de generar alarma, pero sí de fomentar la alerta preventiva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos