Este contenido es exclusivo para suscriptores

¿Quieres una experiencia sin límites y con servicios exclusivos?

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoApp para smartphone y tabletContenido extraNewsletters exclusivasClub del suscriptor

El invernadero da paso a la oferta de aire libre

Edurne Jauregi, de Baliarrain, con las primeras escarolas/Marin
Edurne Jauregi, de Baliarrain, con las primeras escarolas / Marin

El apartado micológico se refuerza con la llegada de hongo, 'ziza hori' y 'gibelurdina' de procedencia local

ALATZANEOrdizia

El día amaneció triste y un poco fresco en Ordizia, aunque según avanzaba la mañana el sol hacía notar su presencia y los vendedores tuvieron que echar mano una vez más de las sombrillas para proteger sus puestos. Unos puestos entre los que se apreciaba un gran hueco, el del vendedor de perretxikos y quesos Mikel Lasa que, finalizada la temporada de la ziza de primavera se ausentará dos semanas de la feria por vacaciones. Así, la oferta micológica se reducía ayer a lo proporcionado por Félix Barcina, que surtió a los compradores con 300 kilos de hongo con precios que iban de los 10 a los 18 euros el kilo, 10 kilos de gorringo o amanita a 15-30 euros, 20 kilos de 'ziza hori' a 18 euros y 2 kilos de trufa a 10 euros la unidad. A este lote había que sumarle la oferta de seta local, que puso a la venta la altzagatarra Arantxa Lopetegi: 6 kilos de hongo a 22 euros, 6 kilos de 'ziza hori' a 18 euros y 4 kilos de 'gibelurdiña' a 22 euros.

Por lo demás, la feria de ayer registró varias novedades de productos cosechados al aire libre, que poco a poco van dejando atrás a los de invernadero. Es el caso de la vaina, cuyo precio ha bajado a los 5 euros y a la que ayer se sumaron dos variedades nuevas: la vaina morada, en el puesto de Kontxi Arizaga, a 5 euros el kilo, y la vaina redonda, ofertada por María Jesús Oria de Itsaso a 4 euros el kilo. A las novedades hay que sumarle también la escarola, a 1 euro la unidad, que vendía Edurne Jauregi, de Baliarrain; también tenía berzas de pequeño tamaño, con precios que iban de los 0,80 al euro la unidad, y patata de la variedad espunta, a 1,5 euros el kilo.

Entre los productos de fuera cabe resaltar la llegada de las primeras pochas, procedentes de Navarra, que los fruteros Rueda vendían a 4,90 euros el kilo en vaina. Entre los fruteros, por otro lado, no dejan de hablar del alto precio del plátano de Canarias este año, que ronda los 3,5-4 euros el kilo. Al parecer, la cosecha no ha sido muy abundante y la oferta es más bien escasa.

Por lo demás, ahora es tiempo de la fruta de hueso y la oferta de cereza, briñón, melocotón, paraguayo y albaricoque es amplia y variada. Falta por llegar la preciada ciruela Claudia, aunque está al caer.

Temas

Ordizia

Contenido Patrocinado

Fotos