Las instituciones defienden que la acogida a migrantes en tránsito se está cumpliendo

Uno de los jóvenes migrantes muestra una pancarta, ayer en Donostia./JOSÉ MARI LÓPEZ
Uno de los jóvenes migrantes muestra una pancarta, ayer en Donostia. / JOSÉ MARI LÓPEZ

Goia reconoce, no obstante, que puede haber «problemas» si las llegadas siguen aumentando | La Red Ciudadana exige que se amplíen los recursos, ya que otras 20 personas tuvieron que dormir el domingo en la calle en Donostia

Estrella Vallejo
ESTRELLA VALLEJOSAN SEBASTIÁN.

Las instituciones asumen que la llegada de inmigrantes casi a diario obliga a una toma de decisiones prácticamente sobre la marcha. No lo esconden. Pero su versión sobre el uso de los dispositivos puestos en marcha colisiona con la de las asociaciones y ONGs. Los colectivos volvieron a exigir ayer una ampliación de los recursos para garantizar que los migrantes que son derivados a Gipuzkoa no tengan que dormir en la calle y reciban una acogida digna.

Los componentes de la mesa de coordinación, en la que están presentes Gobierno Vasco, Diputación foral, los ayuntamientos de las tres capitales vascas e Irun, así como Cruz Roja, subrayan que los criterios de acogida «se están cumpliendo» y que hay recursos suficientes para atender a «todas las personas migrantes en tránsito procedentes de la llegada masiva a las costas» andaluzas, la mayoría de los cuales, remarcan, lo hacen con intención de continuar su camino hacia otros países de Europa.

En el caso concreto de Donostia, el alcalde, Eneko Goia, señaló ayer que por el momento la ciudad está «preparada» para responder a la demanda actual, pero reconoció que podría haber «un problema» si el número de personas que llega a la capital guipuzcoana sigue aumentando. Así lo manifestó en una entrevista en Euskadi Irratia, en la que recordó que San Sebastián cuenta con un recurso gestionado por Cruz Roja en Zorroaga que alberga 25 plazas, pero que en momentos puntuales puede ascender a 40. La diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, reconoció recientemente que hasta mediados de octubre, por el buen tiempo en el Estrecho, no se espera que se rebaje el flujo migratorio.

Concentración en Donostia

Las asociaciones que componen la Red Ciudadana de Acogida reprocharon que la noche del domingo una veintena de jóvenes subsaharianos tuvieron que dormir en la calle en Donostia. Lo denunciaron ayer, frente al Ayuntamiento donostiarra, un día después de que varios colectivos hicieran lo propio en Irun donde 25 inmigrantes pasaran la noche «al raso», mientras que el albergue provisional de Martindozenea -que ha prolongado su operatividad un día más hasta la puesta en funcionamiento de otro recurso más apto- contaba con plazas libres.

La cifra

1.984 migrantes en tránsito
han sido atendidos en Euskadi desde junio. Solo el último fin de semana se ha asistido a 471 personas.

Esta nueva concentración en Donostia logró reunir a cerca de un centenar de personas, una veintena de ellos inmigrantes subsaharianos, que portaban pancartas en las que se leía el lema «San Sebastián, ¿ciudad de acogida? No para las instituciones».

La portavoz de la Red, Sara Pikabea; una integrante del gaztetxe del Antiguo, Maddi Ibarra; y el inmigrante Abdel Asiss Mounpe leyeron en castellano, francés y euskera, respectivamente, un comunicado en el que exigieron «una rápida respuesta del Ayuntamiento» para evitar que estas personas tengan que dormir en la calle. Desde el pasado viernes, la red ha acogido en el gaztetxe Txantxarreta del Antiguo a inmigrantes «que ya no podían acceder a recurso alguno» por haber superado el plazo de tres días. «Esta noche han sido 13 las personas que han pernoctado en el local, que ya no da más de sí y no está preparado para ello», reprocharon.

Recursos en Gipuzkoa

Donostia
25 plazas ampliables a 40, en Zorroaga.
Irun
Albergue de Martindozenea (60 plazas), que se ha dejaod abierto un día más -hasta esta pasada noche- mientras se da con un espacio más adecuado.
Llegadas previstas
Se estima que esta semana llegarán «entre 50 y 150 personas» a Gipuzkoa.

Según fuentes cercanas a la mesa de coordinación, se estima que esta semana puedan llegar entre «50 y 150 personas más a Gipuzkoa».

El Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco manifestó ayer que las instituciones vascas y Cruz Roja Euskadi han atendido a un total de 1.984 personas migrantes desde junio y que únicamente en el último fin de semana se ha asistido a 471 personas. En los distintos recursos habilitado en el conjunto del País Vasco se les ofrece «asesoramiento, alojamiento, comida y bebida», así como asistencia sanitaria, «inicialmente por el equipo de Cruz Roja con posterior derivación a Urgencias si fuera necesario», recordaron.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos