Impulso para los valores del comercio local guipuzcoano

Presentación de la iniciativa 'Ni Singular Naiz'. /
Presentación de la iniciativa 'Ni Singular Naiz'.

La iniciativa 'Ni Singular Naiz' va dirigida a la «diferenciación, profesionalización y mejora del posicionamiento» del comercio del territorio

MACARENA TEJADA

Más de cien establecimientos reconocidos como Singular Dendak participarán desde este jueves hasta el 24 de noviembre en la iniciativa 'Ni Singular Naiz'. Este programa, impulsado por la Federación Mercantil de Gipuzkoa y la Diputación Foral, está dirigido a la «diferenciación, profesionalización y mejora del posicionamiento» del comercio del territorio, según han explicado en la mañana de este jueves el diputado de Promoción Económica de la Diputación de Gipuzkoa, Imanol Lasa; el presidente de la Federación Mercantil de Gipuzkoa, Julen Maiza, y Maite Eskarmendi, embajadora de la singularidad de la comarca de Donostialdea.

Los organizadores de esta campaña desean «posicionar la marca Singular Dendak socialmente en los valores en los que se sustenta y generar la complicidad con el cliente que valora el comercio local urbano porque le ofrece el valor añadido especial. En definitiva, porque se siente especial comprando en coherencia con una forma de hacer, de vivir y de pensar».

Para ello, cada establecimiento ha seleccionado ese producto o servicio que le identifica. Con estos productos será con lo que se premie la fidelidad de los clientes. Se podrá participar mediante las redes sociales de 'Ni Singular Naiz'. Además, para quien esté interesado existe la página web www.singulardendak.com.

Por otro lado, Maiza ha asegurado que tras conocerse que los comercios de alrededor de Biarritz serán indemnizados con más de un millón de euros por las pérdidas durante el G-7, en Gipuzkoa estudiarán si pueden tomar alguna alternativa similar. En cualquier caso, Lasa ha subrayado que las pérdidas en este lado de la muga han sido «cuantiosas» y que en este sentido «hay que ir a a raíz de la decisión, que no trajo nada bueno en ningún aspecto. Este tipo de cumbres no se pueden celebrar de esta manera. A veces, con una ayuda económica no se solventas todas las pérdidas. Por eso, esperamos que no se vuelva a repetir. Las autoridades francesas nos tienen que escuchar».