Hallan el cadáver de un hombre de 71 años en su casa de Ibarra

Imagen de ayer del barrio de San Ignacio Taldea de Ibarra donde vivía la víctima. / ROYO
Imagen de ayer del barrio de San Ignacio Taldea de Ibarra donde vivía la víctima. / ROYO

Un hermano descubrió a la víctima al acceder al piso y avisó a los servicios de emergencia, que sospechan que pudo fallecer por inhalación de humo

Amaia Chico
AMAIA CHICO

Un hombre de 71 años apareció ayer muerto en su vivienda de Ibarra, al parecer, como consecuencia de inhalar humo generado por la combustión de algún mueble. Así lo avanzaron fuentes del Departamento de Seguridad y de los Bomberos forales, que junto a los sanitarios, atendieron la llamada de emergencia de un familiar.

La alarma la dio un hermano de la víctima, que accedió a la vivienda en torno a las 14.00 horas y encontró, al parecer tumbado sobre una cama, a la persona fallecida. Efectivos sanitarios y de la Ertzain-tza se acercaron hasta el lugar, un piso en San Ignacio Taldea, y al entrar notaron olor a gas y algo de humo, por lo que avisaron a los bomberos por si pudiera haber peligro de algún escape. Cuando los efectivos llegaron, comprobaron que había restos de humo, procedentes posiblemente de la combustión de un mueble que estaba quemado, aunque no había ningún incendio avivado en la vivienda, informaron fuentes de los Bomberos forales. Los efectivos procedieron a ventilar el inmueble para eliminar cualquier resto de humo.

Aunque las primeras hipótesis apuntan a que esa, la inhalación de monóxido de carbono, pudo ser la causa de la muerte, la Ertzaintza ha abierto una investigación para determinar exactamente cómo y cuándo falleció el hombre. La autopsia, señalaron fuentes del Departamento de Seguridad, será determinante para revelar las circunstancias de la muerte.

La autopsia determinará cómo y cuándo murió el hombre, en su piso de San Ignacio Taldea

Este suceso, que ha resultado mortal, se suma a los numerosos siniestros provocados por el fuego en los últimos días en diferentes localidades, incluida Oñati, donde tres familias con niños no podrán volver a su casa en dos meses tras el incendio registrado el fin de semana.

Dos meses fuera, en Oñati

El fuego se originó la madrugada del domingo por causas que se investigan en el inmueble del número 4 de la plaza 1 de mayo de la localidad, y provocó importantes daños en la escalera de acceso. Esa es la razón por la que los técnicos que inspeccionaron el inmueble han recomendado a los vecinos no volver a sus casas hasta que esa estructura no esté arreglada.

Por otra parte, en otro fuego ocurrido ayer en Barcelona, diez personas resultaron heridas por inhalación leve de humo en un siniestro originado en una casa del barrio de Clot. Los bomberos rescataron a cuatro inquilinos, tres refugiados en la azotea, y diez más salieron por su propio pie huyendo de las llamas y la intensa humareda. Los sindicatos de Bomberos de la Generalitat denunciaron ayer, además, falta de medios ante el mortal incendio ocurrido hace unos días en Badalona.