Las huertas siguen produciendo

Arantxa, de Arama, vendiendo las primeras berenjenas del país. / MARIN
Arantxa, de Arama, vendiendo las primeras berenjenas del país. / MARIN

Mikel Lasa sorprende con varios kilos de ziza de primavera, los últimos de la temporada

ALATZANEORDIZIA.

El inicio oficial de las fiestas patronales de Santa Ana de Ordizia está previsto para el próximo miércoles, pero la villa goierritarra se prepara para la cita festiva con antelación y ayer ya se podían ver los tradicionales banderines colgando del techo de la plaza Mayor, confiriendo un toque de color a la feria. Una feria, que se desarrolló con cielos nublados pero con temperatura agradable y que, como es habitual en época vacacional, llevó un ritmo más pausado que en los periodos escolares.

Esta feria prefestiva fue, por otro lado, parca en novedades, con la llegada de solo dos productos nuevos: la berenjena y la vaina roja. La berenjena llegó desde Arama, en concreto del caserío Goiko Etxeberri de Arantxa Zurutuza, que la vendió a 1,5-1,8 euros la unidad. El puesto de Zurutuza es también conocido por su oferta de ramos de flores, y ayer destacaba por los colores azul y blanco del agapanto, que vendía a 1 euro la unidad, igual que el vistoso gladiolo. La otra novedad de la feria de ayer, la vaina roja, estaba a la venta en el puesto de la zaldibiarra Kontxi Arizaga, a 6 euros el kilo.

También hay que mencionar el apartado de la fruta local, cada vez más completo. Hace un par de semanas se terminaron las cerezas, tampoco hay frambuesas ya, pero la oferta de ciruela roja, verde y amarilla (desde 1 euro el kilo) y de la manzana de San Juan verde y roja (1,5 euros el kilo) es abundante.

El apartado micológico, por su parte, recupera el puesto de Mikel Lasa tras dos semanas de ausencia por vacaciones. Ayer, entre este puesto y el de Félix Barcina ofrecieron 50 kilos de hongo con precios que iban de los 12 a los 26 euros el kilo y 70 kilos de ziza hori a 115-18 euros el kilo. Lasa ofrecía también lo que dijo serían las últimas zizas de primavera de este año, 20 kilos, a 34 euros el kilo.

En los puestos de los fruteros también se van produciendo novedades y ayer le correspondía ser presentada a la uva negra, de Sevilla, a 2,95 euros el kilo. La próxima semana la feria será especial, porque a las 12.00 horas se lanzará desde el ayuntamiento el chupinazo de inicio de las fiestas y los vendedores deberán recoger sus puestos antes que otras veces.