ELA reabre el conflicto en las residencias y convoca 17 días de huelga, incluidas las Navidades

residencia mayores gipuzkoa
Arizmendi

La central afirma que la situación que vive el colectivo, formado en su mayoría por mujeres, es «insostenible» y prevé un «otoño caliente»

DV

«Se prevé un otoño caliente en las residencias guipuzcoanas». Así lo explicó este miércoles el sindicato ELA, que ha convocado una huelga para el próximo 28 de septiembre en esas instalaciones, en los centros de día y en los pisos tutelados del territorio, y que será la primera de una serie de movilizaciones previstas para reclamar mejoras salariales y laborales para el colectivo de trabajadores, conformado por unas 5.000 personas, mayoritariamente mujeres. Los planes iniciales de la central pasan por extender las protestas, incluso, en plenas fiestas navideñas.

ELA celebró una asamblea en la que decidió la 'hoja de ruta' de las protestas, seis meses después del plan elaborado por las delegadas del sindicato en el que aprobaron los contenidos «más relevantes» para la negociación.

El calendario de movilizaciones previsto incluye paros los días 24, 25 y 26 de octubre, también el 26, 27, 28 y 29 de noviembre, y el 24, 25, 26, 27, 28, 29, 30 y 31 del mes de diciembre, según detallaron en una rueda de prensa los delegados de ELA, Idoia Elustondo y Txomin Lasa.

«La situación del colectivo es insostenible y la negociación se encuentra estancada y sin contenidos de importancia desde hace mas de 22 meses», señalaron ambos sindicalistas.

En este periodo, apuntó Lasa, la patronal ha planteado «congelar los salarios, renegociar a la baja los derechos sociales y volver a un convenio de hace diez años». El representante de ELA insistió en que el de las residencias en Gipuzkoa se trata de un sector altamente feminizado, que tiene salarios «hasta un 30% inferiores» a otros también subcontratados por la Administración pública pero integrados en su mayoría por hombres.

Asimismo, el representante de ELA interpeló de manera directa a la Diputación Foral de Gipuzkoa, responsable de la gestión de las residencias en el territorio, porque, dijo, «es muy fácil salir el 8 de marzo» en las manifestaciones que reclaman terminar con la brecha salarial, pero «cuando hay que bajar a la realidad y apostar por ello con una inversión en sectores que lo necesitan miran para otro lado».

«El tiempo ha pasado y la mano ha estado tendida», señaló Lasa, pero ante la ausencia de respuesta -relató- el sindicato continuará con el programa planteado el pasado mes de marzo, que incluía una primera etapa de «socialización» para dar a conocer la situación de «precariedad» que vive el colectivo y después pasar a la movilización.

ELA reclama de este modo un nuevo convenio de residencias de Gipuzkoa así como la renovación simultánea de los convenios de empresa ya existentes con mejoras en los principales ratios, así como en los complementos de antigüedad. La central persigue también la eliminación de dobletes, entre otras muchas medidas destinadas a «combatir la precariedad» en el sector.

Primera fase

Por su parte, el sindicato LAB inició frente al Palacio Foral de San Sebastián, la primera de las concentraciones que tiene previstas en favor del convenio provincial de residencias en Gipuzkoa. Fuentes del sindicato señalaron que se trata de una «primera fase» de protestas que continuarán en octubre y noviembre en diferentes pueblos de Gipuzkoa.

LAB llamará a las trabajadoras del sector de residencias a celebrar asambleas para explicar la situación «dramática» del convenio y para «plantear otras dinámicas entre las que no descarta nada» incluida la convocatoria de paros. «Pero esa decisión la tiene que tomar el conjunto de las trabajadoras», señaló el sindicato dirigido por Garbiñe Aranburu.

Se reproduce así un conflicto que tuvo en vilo al sector y a sus usuarios en el pasado reciente, y que terminó con un convenio sectorial 2015-2016 que fue ratificado por las patronales y en algunos casos mejorado por las empresas. La paz, relativa a la luz de los últimos acontecimientos, llegó tras un largo periodo de huelgas y movilizaciones.

En lo que respecta a la mesa del convenio de Residencias de Gipuzkoa, ELA es el sindicato mayoritario, seguido de LAB, UGT y CC OO. Por el lado de las patronales, se sientan en ese órgano Adegi, Lares, Matía 2020 y la Asociación de Centros Gerontológicos de Gipuzkoa, que se integra en Garen.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos