Gipuzkoa abre 25 hoteles en dos años

La expansión llega ya hasta los 25 establecimientos entre 2017 y 2019, la mayoría en Donostia

Interior del Hotel Villa Victoria en la calle San Bartolomé de Donostia./Sara Santos
Interior del Hotel Villa Victoria en la calle San Bartolomé de Donostia. / Sara Santos
Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Que Gipuzkoa está inmersa en plena expansión hotelera no es ninguna noticia. El sector ya anunció en 2017 que sus previsiones estimaban la apertura de 22 hoteles en el territorio en un plazo de dos años, la mayor parte concentrados en la capital, Donostia. Se hablaba de unas 2.300 camas, y 500 puestos de trabajo nuevos, un incremento de las plazas de un 30%. Pero las últimas licencias de obra concedidas a distintos promotores auguran una ampliación del parque turístico aún mayor.

Este 2018 está siendo especialmente 'movidito' en el sector, con la inauguración de varios hoteles y la concesión de nuevos permisos para construir otros en los próximos años. Entre las nuevas aperturas están el Hotel Plaza Lasala, de cuatro estrellas y 69 habitaciones ubicado en pleno muelle de San Sebastián; el Hotel Villa Victoria, de dos estrellas y 34 habitaciones que ocupa los números 13 y 15 de la calle San Bartolomé; el Room Mate Gorka de la Plaza de Gipuzkoa, también de 4 estrellas y 33 habitaciones; el Hotel Bide Bide, ubicado en la plaza Euskal Herria de Tolosa dos estrellas y 19 habitaciones; en Eibar se ha abierto el Eibarooms, con 12 habitaciones y auto check-in; y por último, el hotel Heredad de Unanue, en Añorga, un caserío del siglo XV que ofrecerá 12 habitaciones.

A esa lista de 22 establecimientos hoteleros anunciada el año pasado, de los cuales once ya están en funcionamiento, se le han sumado nuevos proyectos que ya han empezado a erigirse. Por un lado el proyecto para construir un establecimiento de cuatro estrellas en un edificio frente al Buen Pastor, en Donostia, cuya apertura se prevé para finales de 2019. Otro caso es el de un hotel en las faldas del monte Ulía, de 200 plazas, para el cual el Ayuntamiento de Donostia ha activado un Plan Especial que permita usar el terreno para cambiar la calificación de la parcela donde se ubicaría.

Nueva realidad

Asimismo el Consistorio ha dado luz verde al desarrollo del nuevo Illunbe, donde se construirá un hotel. Otro ejemplo es el del hotel Distrito Oeste que se ubicará en el barrio del Antiguo de Donostia y que tendrá 34 habitaciones. La expansión también empieza a empapar al interior del territorio, y a las recientes aperturas de Hondarribia, Tolosa y Eibar se le sumará otra en Ordizia, tal y como anunció su Ayuntamiento. Otras licencias que estaban pendientes de recibir el visto bueno ya han sido aprobadas, como la del hotel de la calle Mayor 18, frente a la Basílica de Santa María de Donostia, o la del que se ubicará en una villa en Jai Alai y que prevé su apertura para 2020.

Todas estas operaciones dan cuenta de una gran expansión con la que el sector turístico del territorio se enfrenta a una nueva realidad. Hay quien cuestiona que la demanda vaya a ser capaz de cubrir toda la nueva oferta. Otros temen que la ampliación de plazas provoque un descenso general de la ocupación en el territorio. Incluso existe cierta preocupación a que la mayor oferta provoque una bajada de precios que atraiga a un público no deseado y que hasta ahora se mantenía en la barrera por el elevado coste de la estancia en Gipuzkoa.

El coordinador de la Asociación de Hoteles de Gipuzkoa, Paúl Liceaga, ya advirtió de que se trata de un «nuevo escenario» y también de un «nuevo reto» que exigía unas reglas del juego diferentes a las que han guiado al mercado hasta ahora. Algunos datos sobre la entrada de turistas que reflejaban cierta contención el año pasado y que se han repetido en algunos meses de este 2018 han hecho saltar las primeras alarmas sobre la rentabilidad de estar super expansión. El mismo Liceaga reconocía que el aumento de plazas era una de las causantes de esas cifras, aunque no la única. «El hecho de que el 80% de quien nos visita no pernocta influye», como también lo hace la reapertura de destinos que llevaban varios años 'cerrados', como Egipto o Grecia.

Los precios

Desde la Diputación de Gipuzkoa afirman que la clave estará en «encontrar el equilibrio». «Y no va a ser fácil», señala Denis Itxaso, diputado de Turismo, quien afirma que Gipuzkoa va a ampliar sus plazas en un 50%. «Más que a los niveles de ocupación nos preocupa cómo esta mayor oferta pueda influir en el precio». En este sentido, afirma que podrían darse dos situaciones, una deseable y otra no tanto. «La bajada de precios puede atraer a un tipo de turista que no queremos. Pero, por otro lado, ese ajuste en las tarifas puede acercar al mercado de eventos y congresos, que es clave durante el invierno, y que muchas veces no recala en Gipuzkoa por sus precios».

Para Itxaso el aspecto más positivo de esta expansión es que también se traduzca en nuevas plazas en el interior del territorio, «ya que eso significa que los inversores se han dado cuenta de su atractivo».

Donostia es sin duda la localidad que más va a advertir dicha expansión, aunque el director de San Sebastián Turismo, Manu Narváez, lo ve con buenos ojos. «Que haya más oferta me parece positivo. Veremos cómo se comporta el mercado».

Si bien el desarrollo hotelero de Gipuzkoa ha metido la sexta marcha, a los lados del camino se han instalado radares que tratarán de controlar y regular su recorrido. Un ejemplo es la limitación que aprobará el Ayuntamiento de Donostia dentro de las nuevas normas generales del Plan General de Ordenación Urbana para la transformación de suelo residencial en terciario, por la cual no se podrá destinar un edificio entero a la construcción de un hotel, como ha ocurrido en el caso del Plaza Lasala o el Villa Victoria, o como se hará en la esquina de la calle San Martín con Fuenterrabía. Asimismo la Parte Vieja ha sido declarada zona saturada, medidas que buscan evitar que la zona más céntrica se despoble de vecinos en favor del uso turístico.

Previsión hotelera para 2019/20

2.500
camas más habrá en Gipuzkoa en dos años. Casi la totalidad estarán en Donostia, con más de 1.000 habitaciones.
15
hoteles nuevos se abrirán desde ahora hasta finales del año que viene, una expansión total de 25 establecimientos desde 2017.

Hoteles abiertos en 2017

SANSEbay.
Calle Mari. 17 habitaciones con viviendas independientes arriba.
Hotel Arima.
Junto a Policlínica, 4 estrellas de 73 habitaciones y residencia.
Akelarre.
Subijana. 23 habitaciones, 5 estrellas.
Hotel Villa Magalean.
En Hondarribia, 4 estrellas.
Tabakalera One Shot.
4 estrellas y 43 habitaciones.

Hoteles abiertos en 2018

Plaza Lasala.
4 estrellas, 69 habitaciones en la Parte Vieja de Donostia. Abrió en julio.
Hotel Villa Vitoria.
San Bartolomé 13 y 15. 2 estrellas, 34 habitaciones. Abrió en agosto.
Room Mate Gorka.
En la plaza de Gipuzkoa, 4 estrellas, 33 habitaciones. Abrió en agosto.
Tolosa.
Hotel Bide Bide, plaza Euskal Herria. 2 estrellas, 19 habitaciones. Abrió en mayo.
Eibar.
Eibarrooms, 12 habitaciones y check-in automático.
Hotel Heredad de Unanue.
Camino Errotazar, Añorga. 12 habitaciones, próxima apertura.

En construcción o con licencia aprobada

Siervas de María.
Calle San Martín, grupo Zenit. 4 estrellas y 81 habitaciones.
Jai Alai 4.
3 estrellas, 16 habitaciones en Villa Eugenia. Se prevé su apertura en 2020.
Jai Alai 4.
3 estrellas, 16 habitaciones en Villa Eugenia. Se prevé su apertura en 2020.
Calle Mayor 18.
Frente a la Basílica de Santa María. 4 estrellas y 29 habitaciones. Con licencia, sin empezar.
Calle Zubieta 26.
Promovido por el Hotel Londres, hotel de 4 estrellas, 23 habitaciones. Licencia concedida en marzo.
Calle Zubieta 3.
Hotel en la planta baja, primera y segunda. 15 habitaciones, licencia concedida en 2017.
Calle Amara 26.
En la antigua residencia de la Policía, primer hotel gay de Gipuzkoa. 4 estrellas, 100 habitaciones. Apertura en la primavera de 2019.
Frente al Buen Pastor.
Calle Fuenterrabía 24 y San Martín 22. Hotel 4 estrellas y 50 habitaciones. Apertura finales de 2019.
Distrito Oeste.
Lorea, 2 estrellas, 34 habitaciones. En obras, se abrirá a finales de este año.
Convento San Bartolomé.
Hotel de 4 estrellas, 122 habitaciones. En construcción.
Reparadoras.
Además del albergue, se solicitó ampliación para hacer un hotel. Levantes autorizados por el Plan General.

Pendientes de licencia

Paseo de Francia 4.
Segundo edificio del paseo, licencia solicitada por la cadena Abba para crear 44 habitaciones en un palacio.
Ulía.
Hotel de 22 camas en avenida Alcalde Elósegui. Plan Especial activado por el Ayuntamiento para cambiar la calificación de una parcela para uso terciario.
Illunbe.
El Gobierno Local ha activado un Plan Especial para el desarrollo de un complejo comercial y un hotel.
Río Urumea.
En Amara, junto a la Policía Nacional. El Hotel Arrizul quiere ampliarse y crear 14 habitaciones más.
Ordizia.
Calle Filipinas, 6. Se ha anunciado la apertura de un hotel en un plazo de dos años.

Proyectos sin especificar

Torre Satrústegi.
Torre Satrústegi
Miraconcha, Villa Fontalba.
Miraconcha, Villa Fontalba
Miracruz,36.
Edificio que se quemó hace dos años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos