Herido un hombre al caer a las rocas del puerto en la sokamuturra de Mutriku

Gente asomada a la escollera donde cayó el herido, en el puerto de Mutriku. / CRUZ ROJA/GORRITIBEREA
Gente asomada a la escollera donde cayó el herido, en el puerto de Mutriku. / CRUZ ROJA/GORRITIBEREA

El varón de 53 años, que se precipitó desde una altura de dos metros tras la embestida de un novillo, se rompió una costilla y será operado de una muñeca

Gaizka Lasa
GAIZKA LASA SAN SEBASTIÁN.

El ambiente festivo de Mutriku estuvo a punto de verse empañado ayer a mediodía por un suceso que tuvo lugar en la sokamuturra de las 13.00 horas. Todo quedó en un susto y en unas cuantas lesiones que no revisten gravedad, pero los mutrikuarras que disfrutaban del gran día de Piñastei contuvieron durante un buen rato la respiración al asistir a la caída sobre la escollera del puerto de un varón de 53 años y vecino de la localidad.

Se celebraba el primer pase del tradicional espectáculo taurino en pleno puerto mutrikuarra cuando uno de los astados embistió contra una de las vallas de protección, provocando el involuntario gesto reflejo en las personas que se encontraban en ellas de echarse para atrás. Dado que la valla, colocada justo delante de un asiento corrido, está muy próxima a la escollera, uno de los vecinos tuvo la mala suerte de quedarse sin suelo en su retroceso por la embestida y se precipitó sobre las rocas.

En el lugar de los hechos, la altura de la caída es de unos dos metros, lo que evitó que lasheridas fueran más graves. Como resultado del batacazo, el mutrikuarra de 53 años sufrió varias contusiones y tuvo que ser trasladado por los servicios de emergencias al centro hospitalario de Mendaro, donde quedó ingresado. Tras ser atendido por el personal sanitario y sometido a diversas pruebas, le diagnosticaron la rotura de una costilla, un esguince, dos puntos en una pierna y la rotura de una muñeca de la que será intervenido quirúrgicamente hoy.

Un joven veinteañero también fue evacuado al hospital con rotura del tabique nasal tras una caída

No fue el único herido que tuvo que ser evacuado al hospital en la accidentada sokamuturra protagonizada por los novillos de la ganadería Saka de Deba. Un joven veinteañero que se golpeó contra el suelo en una caída sufrió la rotura del tabique nasal.

Los dos sucesos dieron que hablar en las populares fiestas del Kalbario. La peligrosidad de este espectáculo en el que participan novillos ensogados, en un escenario pegado a la escollera del puerto mutrikuarra, volvió a situarse en el centro del debate. De hecho, está completamente prohibida la participación de menores de 16 años y el Ayuntamiento advierte de que no se hace responsable de los posibles incidentes que se produzcan. El de ayer, por suerte, no tuvo consecuencias graves.