El Gobierno Vasco flexibiliza el programa de emancipación de jóvenes Gaztelagun

El Gobierno Vasco flexibiliza el programa de emancipación de jóvenes Gaztelagun

Se han concedido 135 de las 350 solicitudes presentadas en Gipuzkoa

Amaia Chico
AMAIA CHICO

El programa de emancipación para jóvenes Gaztelagun no está dando el resultado esperado, por lo que el Gobierno Vasco ha decidido flexibilizar los requisitos que están dejando a más de la mitad de los solicitantes sin la prestación. En lo que va de año, en Gipuzkoa se han concedido 135 ayudas de hasta 250 euros para pagar el alquiler de las 350 solicitudes presentadas. El porcentaje de resoluciones favorables, reconoce el viceconsejero de Vivienda, Pedro Arriola, es menor al previsto, y tal y como adelantó el consejero Iñaki Arriola hace unos días, el departamento prepara una modificación en el decreto para que a partir del próximo año, un mayor número de jóvenes pueda acogerse a esta medida destinada a facilitar su independencia del hogar paterno.

Lo primero que se va a modificar es la edad de los posibles beneficiarios, ahora entre los 23 y 35 años. Se ampliará hasta los 18 años. En segundo lugar, se flexibilizan los límites de ingresos para «permitir que jóvenes con menores y mayores ingresos puedan acceder a la ayuda». Esta es la razón principal, indican desde el Departamento, para rechazar solicitudes, ya que los potenciales beneficiarios superan ambos límites, tanto el inferior que es la cifra vigente para el cobro de la RGI, como el superior, situado entre 15.000 euros para solicitantes individuales y 25.000 para familias numerosas.

Otro de los requisitos difíciles de cumplir para algunos jóvenes, sobre todo residentes en las capitales, es no superar la renta de alquiler de 750 euros que se establece como máxima. El Gobierno Vasco va a flexibilizar también este requisito, y va a permitir «incrementos de las rentas» por encima de ese límite -y del de 650 euros en localidades de más de 10.000 habitantes y áreas metropolitanas y 600, en municipios pequeños-. «Nuestra intención es que estas mejoras se puedan llevar a cabo lo antes posible y que favorezcan al mayor número de personas», indica Jáuregui, tras analizar los datos de los primeros meses del año.

Desde el 1 de enero hasta el 11 de julio, Alokabide, la gestora pública de alquiler que gestiona el programa, ha recibido 1.173 solicitudes de ayuda. De ellas, 592 son de Bizkaia, 350 de Gipuzkoa y 231 de Álava. Pero solo se han concedido un total de 451 prestaciones, 221 en Bizkaia, 135 en Gipuzkoa y 95 en Alava. Además, otros 195 expedientes están pendientes de resolución. Se ha denegado la ayuda a otros 253 solicitantes.