Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

La Diputación y los ayuntamientos acuerdan evaluar a 8.400 dependientes en sus casas

El programa de seguimiento a las personas dependientes que son cuidadas en sus casas por familiares arrancará en Gipuzkoa en 2019./JAVIER MARTÍN
El programa de seguimiento a las personas dependientes que son cuidadas en sus casas por familiares arrancará en Gipuzkoa en 2019. / JAVIER MARTÍN

La supervisión se hará al menos una vez cada dos años y la realizarán los equipos municipales, pero el coste lo financiará la institución foral Diputación y ayuntamientos dan luz verde al seguimiento de 8.400 beneficiarios de ayudas

Arantxa Aldaz
ARANTXA ALDAZ

. ¿Cuántos años lleva asumiendo la función de persona cuidadora? ¿Cómo se siente en cuanto a salud física, fatiga, emociones...? ¿Existen barreras arquitectónicas en la vivienda? ¿Sale de casa la persona dependiente? ¿Recibe visitas? 8.400 personas dependientes de Gipuzkoa que están siendo cuidadas en sus casas por familiares deberán responder a estas preguntas en la visita que cursarán los servicios sociales a sus hogares a partir del próximo año. Se trata de una de las medidas más novedosas de la reforma del sistema de prestaciones emprendida justo ahora hace un año por la Diputación y que ayer recibió luz verde por parte de los ayuntamientos. Serán los servicios sociales municipales quienes se encarguen de realizar ese seguimiento a los beneficiarios de ayudas a la dependencia, en este caso, de la prestación económica de cuidados en el entorno (la PECE), que actualmente cobran unas 10.000 personas en Gipuzkoa. La prioridad del programa oficializado serán aquellos titulares que no sean usuarias de otros servicios formales (ayuda domiciliaria, centro de día...), es decir, aquellos que reciben la ayuda económica mensualmente pero que no están bajo el radar diario de los equipos de trabajadores sociales. Algo más de 8.400 personas. El coste, en cambio, correrá a cargo de la Diputación, que desembolsará 632.000 al año para este fin, cantidad que ya ha quedado reflejada en los presupuestos aprobados para 2019 por parte del Departamento de Políticas Sociales que dirige la jeltzale Maite Peña.

 

Fotos