Un fallo técnico deja a la espera durante 8 minutos una llamada al 112 por el ictus de un donostiarra

El departamento de Seguridad del Gobierno Vasco explica que están analizando el error y pide disculpas por los daños ocasionados

A. S. J.SAN SEBASTIÁN.

Más de ocho minutos que resultaron «eternos». Eso es lo que tardó el servicio de emergencias del 112 en atender la llamada de un donostiarra cuyo familiar estaba sufriendo un ictus en Donostia. Una circunstancia que desde el Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco han achacado a un «fallo técnico», a la vez que han pedido disculpas al usuario por los perjuicios que este le haya podido causar.

Los hechos ocurrieron sobre las 15.00 horas del pasado sábado, cuando un hombre de 83 años sufrió un ictus y cayó al suelo, golpeándose la cabeza contra el suelo. El varón quedó «inconsciente y sangrando abundantemente», tal y como explicó su hijo a través de este periódico, quien llamó al 112. El servicio de emergencias tardó 8 minutos y 19 segundos en atender la llamada, para angustia de los familiares del afectado. «Hemos rastreado la llamada y hemos podido comprobar que su llamada se quedó 'en posición de espera', sin pasar automáticamente al primer operador u operadora disponible que pudiera atenderle. Se trata de un error en el sistema de distribución automática de llamadas que nuestros servicios técnicos se están ocupando ya de analizar más en profundidad», explica José Ignacio Trancho, jefe de Servicio de SOS-Deiak.

El jefe de servicio del 112 señala que «desde el Departamento de Seguridad lamentamos que tuviera que esperar ocho minutos para ser atendido y nos alegramos que su padre, a pesar del incidente de salud vivido, se encuentre bien».

SOS Deiak recuerda que reciben «2.200 llamadas al día y también se producen fallos no previstos»

Una vez que la llamada fue atendida, los afectados denuncian que en ese momento no había ninguna ambulancia en Donostia, por lo que tuvo que trasladarse una desde Zarautz. Así, desde el momento en el que descolgaron el teléfono hasta que los sanitarios llegaron a la vivienda pasó «más de media hora». El usuario afea asimismo que «los operadores no conocen el callejero y confunden las calles de San Sebastián, lo que acentúa el caos de emergencias», aunque pone en valor la «excepcional» atención recibida en la Unidad del Ictus del Hospital de Donostia.

Trancho incide en que el SOS-Deiak_112 «recibe una media de 2.200 llamadas al día. Más de 800.000 al año. Lo que da fe de que se trata de un sistema de respuesta inmediata, si bien, aquí también como en otros servicios se producen fallos no previstos». Y aclara que el servicio telefónico SOS-Deiak_112 «se atiende desde el Centro de Coordinación de Emergencias (ubicado en Txurdinaga) desde 12 de marzo de 2012, mientras que los servicios de emergencias de Osakidetza se siguen atendiendo territorialmente, desde Gipuzkoa, Bizkaia y Araba».