Euskadi se ahorrará seis millones de euros en 2019 gracias a esta medida

A partir del año que viene los padres vascos que ya tengan hijos se beneficiarán de 16 semanas de permiso

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ SAN SEBASTIÁN.

El nuevo permiso de paternidad de cinco semanas aprobado por el Gobierno español es solo un primer paso hacia el objetivo de lograr unos permisos igualitarios para hombres y mujeres, ya que el Congreso ha dado vía libre para tramitar la ley que busca lograr la equidad entre padres y madres para la conciliación y los cuidados de los recién nacidos. La meta es llegar a las 16 semanas de permiso de paternidad, aumentando el actual de cinco semanas de forma gradual, dos semanas al año durante cinco años una vez que entre en vigor la ley, que se espera para el año 2022.

Esa futura ley podría beneficiar a Euskadi, concretamente a las cuentas que ha realizado el Gobierno Vasco para financiar la ayuda de 12 semanas adicionales de permiso de paternidad que ofrecerá a partir del año que viene y que se sumaban a las cuatro vigentes hasta el jueves para alcanzar un total de 16. Una medida de la que se beneficiarán los padres que ya tengan hijos, y que se ampliará también a los primerizos a partir del año 2022.

Con la decisión del Gobierno central de ampliar el permiso de paternidad a cinco semanas, el Departamento de Políticas Sociales deberá asumir el coste de 11 semanas extra, en lugar de las 12 previstas. Esto, traducido en millones de euros, supondría un ahorro aproximado de seis millones para las arcas vascas, que se restarían al presupuesto de 55,4 millones previsto por el Gobierno Vasco para 2019.

A partir de 2022, y si la ley estatal entra en vigor, la cantidad que Euskadi tendría que destinar a la financiación de este permiso iría reduciendose año a año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos