El encarecimiento del trigo y de la luz obliga a muchos panaderos a subir el precio del pan

En las pastelerías Aramendia la barra de pan subirá entre 5 y 10 céntimos en los próximos meses. «Estamos obligados, no podemos asumir los costes», afirman. /Arizmendi
En las pastelerías Aramendia la barra de pan subirá entre 5 y 10 céntimos en los próximos meses. «Estamos obligados, no podemos asumir los costes», afirman. / Arizmendi

Algunos comercios de Gipuzkoa ya confirman que la barra costará hasta 10 céntimos más. El valor de la harina ha crecido un 15% en el último año y la factura eléctrica en torno a un 70%, «una situación insostenible», denuncian

Aiende S. Jiménez
AIENDE S. JIMÉNEZ

Puede que la próxima vez que acuda a su panadería a comprar el pan con el dinero justo en la mano tenga que sacar la cartera en busca de algunos céntimos más. Muchos panaderos guipuzcoanos subirán el precio de la barra en los próximos meses, «obligados» por el encarecimiento tanto de la materia prima como de los costes de producción.

Desde principios de año las panificadoras han soportado dos fuertes subidas del precio del trigo, lo que encarece el precio de la harina, ingrediente principal en la elaboración del pan. En lo que va de año el coste ha aumentado en torno al 15%, situándose en una media de 193 euros por tonelada. La causa de ese encarecimiento es la menor producción de este cereal, debido principalmente a las condiciones climatológicas que han hecho que haya menos trigo disponible o de peor calidad. Los datos del Ministerio de Agricultura revelan que las existencias finales en el mercado se han reducido a la mitad en solo un año. Es la ley de la oferta y la demanda; a menos trigo disponible, más caro es su precio.

No es la primera vez que un año de mala cosecha afecta al precio de la harina. «Hace cinco años también ocurrió y subió mucho, pero es cierto que llevaba cuatro años con un coste bastante estable», asegura Mikel Garmendia, presidente de Agipan, la Asociación Guipuzcoana de Panaderías.

Pero no es solo el mayor gasto en materia prima el que está obligando a muchos panaderos guipuzcoanos a subir el precio del pan. El coste de la factura eléctrica, que no ha dejado de subir desde el año pasado, ha terminado por poner contra las cuerdas al sector. «Nos afecta mucho más el coste de la energía y de la mano de obra que la subida del precio del trigo», asegura Garmendia. De hecho, esos dos factores suponen el 50% del coste total de la producción del pan. El otro 50% correspondería a las materias primas o el transporte, entre otros.

Las cifras

193
euros es el coste medio #por tonelada de trigo blando en la campaña de 2018, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca.
50%
del coste de producción de una barra de pan depende del gasto eléctrico y de la mano de obra. El otro 50% de materias primas y otros.

Ante esta tendencia ascendente, muchas panaderías ya han subido sus precios o lo harán en los próximos meses. «Nosotros lo subimos a principios de año, y en principio no vamos a volver a cambiar el precio», explica Garmendia, que afirma que ese incremento podría rondar el 10%. «Como mucho la barra de pan será de 5 a 10 céntimos más cara», asegura, aunque aclara que esta será una decisión que corresponderá tomar a cada panadero. «Como Agipan no podemos decir quién y cuánto va a subir el precio. Cada uno tiene que valorar si le compensa o no», señala. Garmendia recuerda además que la Autoridad Vasca de la Competencia prohibe específicamente pactar cualquier tipo de subida de precio entre las empresas del sector.

«Estamos pagando hasta 2.000 euros más en la factura eléctrica», afirma Javier Aramendia

«Nosotros vamos a subir el pan, y lo vamos a hacer de forma inminente», asegura Javier Aramendia, maestro pastelero de Casa Aramendia, que cuenta con diez tiendas repartidas por Gipuzkoa, además de un obrador propio. «Será una subida en torno al 10%, por lo que dependiendo del tipo de pan este costará ente 5 y 10 céntimos más», señala el pastelero.

Aramendia explica que en su caso el encarecimiento del trigo y de la factura eléctrica ha provocado que el coste de producción aumente un 10%, pero insiste en señalar al incremento del precio de la luz como la principal causa de la subida del pan en sus establecimientos. «Una barra de pan de 250 gramos tiene 150 gramos de harina y el resto es agua, por lo que la subida del trigo solo afecta a la mitad de la pieza», explica. Xabier de la Maza, cofundador de las panaderías The Loaf Bakery, coincide en que el coste de la materia prima para una panadería «suele rondar el 15%, por lo que el incremento del precio de la harina influye, pero no de forma extraordinaria. El problema está en cubrir la mano de obra, los costes de electricidad, los alquileres de los locales...», señala. No obstante, en su caso no van a subir los precios del pan. «No lo tenemos previsto, y si en un futuro lo hacemos no será en reacción a una situación puntual».

Además

Un 70% más en luz

Sin embargo, en un obrador donde todos los hornos son eléctricos, el precio de la luz tiene una gran influencia en el coste de producción. «Estamos pagando hasta 2.000 euros más que antes», asegura Aramendia, quien sabe que la subida del pan no sentará bien a sus clientes. «Pero no lo hacemos porque queremos, es que ya no podemos asumir los gastos en electricidad», afirma. Y aporta cifras. Su balance de cuentas refleja que en el último año el coste de la harina ha crecido un 12%, el de electricidad un 70% y el de gasoil un 29%. «Está siendo insostenible. El dinero de más que ganemos con la subida de precios no será para obtener más beneficios, sino para evitar generar pérdidas», asegura.

El pastelero cree además que el incremento del precio del pan «va a ser algo general, de la mayoría de panaderías». En su caso, está estudiando cuándo aplicar la subida, «aunque será el 1 de diciembre o como muy tarde el 1 de enero, si decidimos aguantar un poco más».

La subida del pan

El trigo:
Este año la cosecha ha sido menor o de peor calidad por causas climatológicas, por lo que el precio del cereal se ha encarecido.
La factura eléctrica:
La subida ha sido constante en los últimos meses. Muchos hornos son eléctricos y los recibos se han disparado.
Otros factores:
Los panaderos recuerdan que el incremento del precio del gasoil encarece el transporte.
En Gipuzkoa:
Algunos panaderos confirman que la barra de pan costará entre 5 y 10 céntimos más.