Gipuzkoa comienza los trabajos previos al diseño de una «ecotasa» turística

Gipuzkoa comienza los trabajos previos al diseño de una «ecotasa» turística
Lobo Altuna

Se han analizado los modelos de distintas ciudades europeas, además de la recaudación anual estimada por pernoctación

DV Y AGENCIAS

La comisión creada en Gipuzkoa para estudiar la eventual imposición de una tasa ecológica que grave el turismo en el territorio ha celebrado esta tarde del martes su primera reunión, en la que ha comenzado a poner en marcha «los trabajos previos» al diseño de esta «ecotasa».

Según informa la Diputación foral en una nota, junto a los responsables forales de Turismo, Denis Itxaso y Maite Cruzado, en el encuentro de esta tarde han participado representantes del sector de los alojamientos del territorio, como Paul Lizeaga, de la Asociación de Hoteles de Gipuzkoako Hotelen Elkartea; Kino Martinez de la Asociación de Hostelería de Gipuzkoa; Idoia Ezkurdia, de la Asociación de Agroturismos; Asier Pereda, de los apartamentos turísticos Aparture; Miriam Eizaguirre de Cámpings de Gipuzkoa y Basagaitz Gereño, del Grado de Turismo de la Universidad de Deusto.

La comisión ha analizado los modelos de distintas ciudades europeas, además de la recaudación anual estimada por pernoctación, que habría sido en 2017 de 1,9 millones de euros con una tasa que se situaría entre los dos euros por día de estancia y los 50 céntimos, en función del tipo de establecimiento.

El 81 % provendría de los hoteles, el 9 % de los apartamentos turísticos y el 5 % de los alojamientos rurales y otros recursos. También ha analizado la posibilidad de establecer bonificaciones por temporada baja y por estancias en el interior, las posibles exenciones, la forma de cobro al cliente y la fecha de aplicación.

Al término del encuentro la directora de Turismo de Gipuzkoa, Maite Cruzado, ha explicado que la creación de esta comisión tuvo como objetivo conseguir que el territorio «esté preparado para cuando Euskadi decida a quien corresponde la competencia recaudatoria de este gravamen».

«A la espera del resultado del informe encargado por el departamento de Turismo del Gobierno Vasco que es el que dilucidara esta cuestión, la Diputación quiere ir avanzando para acordar y lograr un amplio consenso con el sector sobre el modelo que Gipuzkoa podría implantar, el carácter del gravamen y el destino, independientemente de a quien corresponda la competencia», ha explicado Cruzado.

No obstante, la responsable foral ha apostado por «un impuesto progresivo, en función del tipo de alojamiento», sin pretender que tenga un carácter «disuasorio» o «regular los flujos», sino que «la riqueza revierta y quede en manos públicas para que sea utilizada como instrumento de política turística para regular o estimular comportamientos adecuados en el sector».

Ha señalado que «existen varias opciones» para el destino de los fondos que se consigan, entre las que ha citado «financiar el incremento en el coste de servicios públicos que consumen los turistas» como la seguridad o la limpieza, o pagar «infraestructuras relacionadas con el turismo sostenible», así como emplearlos «en la rehabilitación y recuperación del patrimonio histórico y cultural del que disfruta el turismo».

 

Fotos

Vídeos