Donostia, tomada por los hackers

Este año, como novedad, se han organizado talleres que han tenido un alto grado de aceptación. / MICHELENA
Este año, como novedad, se han organizado talleres que han tenido un alto grado de aceptación. / MICHELENA

La ciberseguridad centra el congreso nacional EuskalHack Security |

Iker Marín
IKER MARÍN SAN SEBASTIÁN.

El Diccionario de la Lengua Española introdujo en su última edición un cambio que venían reclamando los hackers durante los últimos años. A estos expertos informáticos no les gustaba la única definición existente en el diccionario que les definía como «piratas informáticos». Desde finales de 2017, un hacker también es una «persona experta en el manejo de computadoras, que se ocupa de la seguridad de los sistemas y de desarrollar técnicas de mejora».

Esta definición identifica a Roberto Casado, uno de los organizadores de EuskalHack Security Congress, y también al resto de las 200 personas que se dan cita hasta hoy en el Colegio Mayor Olarain en un congreso nacional dirigido a la comunidad hacker. Por tercer año consecutivo, gracias a este evento, Donostia vuelve a convertirse en la capital de la ciberseguridad, hacking con drones, criptomonedas, ingeniería inversa y smart cities.

EuskalHack Security Congress, que acoge este año charlas de expertos internacionales como Benjamin Delpy, Sean Heelan y Guy Mr, es un congreso especialmente técnico, con charlas para personas que se dedican a la informática. «Hay otros eventos más divulgativos, para todos los públicos, pero EuskalHack está pensado para alguien que controla de informática», dicen desde la organización. Dentro de las tendencias que siguen otros congresos del sector «el nuestro está muy orientado al 'reversing', a estudiar los programas por dentro», añade Casado. Como novedad este año, la convención donostiarra ha añadido unos talleres al programa que han tenido una estupenda aceptación.

«Debemos generar una cultura para comprender y usar mejor internet»

Seguridad informática

Uno de los grandes objetivos de EuskalHack Security Congress, -«por no decir el más importante»-, es aumentar la divulgación de la seguridad informática. Tanto la sociedad, como las instituciones y el tejido empresarial son cada vez más conscientes de la necesidad de adquirir las competencias que permitan identificar situaciones de riesgo durante el uso cotidiano de la tecnología e internet, así como las medidas de protección que permitan hacer un uso seguro de la misma. «Es cierto que todos nos debemos ir concienciando de que la ciberseguridad es clave. Ha habido incidentes informáticos muy importantes en los últimos años que ya han dado visibilidad al problema. Somos conscientes de que hay problemas, y ahora lo que hay que hacer es trabajar para minimizarlos», señalan.

Un trabajo, el de la ciberseguridad, que se está significando como uno de los sectores que más perfiles demanda tanto en España como en la Unión Europea con una previsión de 825.000 empleos hasta 2025 con el fin de luchar contra redes de espionaje que operan en la red. «Es verdad que hay casos de este tipo, son públicos, por lo que podemos darlos por hecho». Casado explica que los encargados de luchar contra esas redes «son los Gobiernos. Nosotros, como usuarios, lo que debemos generar es una cultura para comprender y usar mejor internet».

En este punto, es necesario aclarar y desligar el uso del término hacker con todo lo relacionado con la criminalidad. «Ser un hacker significa tener destreza a nivel informático, no indica que una persona sea buena o sea mala. Es cierto que el término hacker está asociado a los criminales pero no a delincuentes porque sean buenos técnicamente, está asociado a ellos porque usan el conocimiento técnico que tienen para aprovecharse de la gente».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos