Un documental para visibilizar la violencia que sufre el colectivo LGTBI en Tabakalera

Alrededor de quince personas exponen su propia historia en este film que se presenta este viernes, día 17, a las 18.30 horas

MACARENA TEJADA

El Día Internacional contra la homofobia y la transfobia se celebra este viernes y para visibilizar los problemas con los que a diario se encuentra este colectivo, desde la asociación de gays y lesbianas Aldarte han creado un documental que busca concienciar y sensibilizar a la sociedad. El proyecto, que ha sido financiado por la Diputación de Gipuzkoa y que se ha presentado en la mañana de este miércoles, se presentará este viernes día 17 en Tabakalera (18.30h).

El documental titulado 'Una mirada global a los delitos de odio por OSIG' habla sobre «la defensa de los derechos de las personas LGTBI, que está vinculada a la defensa de los derechos humanos y es imprescindible para la construcción de una sociedad igualitaria», según el director de Cooperación Fernando San Martin.

Pena de muerte en once países

En estos momentos, este colectivo es condenado a pena de muerte en once países de todo el mundo y en 59 es criminalizado. Además, en la actualidad la autodeterminación sexual solo está amparada por la constitución en nueve países. España, que el año pasado ocupaba el segundo puesto como uno de los mejores países para el colectivo LGTBI según el informe sobre la homofobia de Ilga, este año ha bajado al puesto número once. Cristina Rueda, representante de Aldarte, ha lamentado esta situación y ha subrayado que una de las causas principales es «la falta de una ley integral a nivel estatal. Además, se ha dado un paso atrás con los discursos de la extrema derecha». Euskadi, por su parte, es la tercera comunidad con mayor número de delitos de odio y Gipuzkoa ocupa el séptimo puesto en el ranking por provincias.

Sea como fuere, con esta iniciativa Aldarte quiere concienciar a la gente y dar a conocer diferentes realidades. Para ello, en el documental han participado contando su propia historia alrededor de quince personas, de las cuales tres viven en Euskadi -Elena Olaortua, abogada de Aldarte; Ana Txurruka, representante de Medeak, y Mauricio, refugiado hondureño residente en Bilbao-.