La Diputación gastará casi 2 millones de euros en reparar el firme de seis kilómetros de la N-1

La Diputación gastará casi 2 millones de euros en reparar el firme de seis kilómetros de la N-1

Los trabajos comenzarán en verano y se realizarán en horario nocturno o en fin de semana, sin interrumpir el tráfico

AGENCIAS

El Consejo de Gobierno de la Diputación foral de Gipuzkoa ha dado el visto bueno al pliego de cláusulas para la contratación de las obras del proyecto de rehabilitación estructural del firme de la N-1 entre los kilómetros 438'475 y 445'030 en el sentido Irun-Vitoria, con un presupuesto de 1.874.970,20 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

En un comunicado, el portavoz foral y diputado de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad de Gipuzkoa, Imanol Lasa, ha señalado que «esta actuación de rehabilitación abarca un tramo continuo de 6.155 metros de longitud, entre los puntos correspondientes al carril de incorporación del enlace sur de Irura y el punto de conexión de la A-15 con la N-I en Andoain, respectivamente».

«Este tramo tiene una capa de rodadura que presenta signos de agotamiento estructural del firme indicativos de una pérdida de capacidad de la resistencia estructural del pavimento», ha apuntado.

Además, ha indicado que los trabajos «tienen como objetivo el aumentar la capacidad estructural del firme existente, adecuándola a las acciones del tráfico previsto durante su periodo de servicio y mejorar sus características funcionales, referentes a seguridad y comodidad, así como proteger el conjunto del firme, en términos de durabilidad, impermeabilidad y uniformidad».

Lasa ha explicado que el proyecto contempla «actuaciones previas al refuerzo del firme, consistentes en la reparación del pavimento actual en el carril exterior, mediante su eliminación por fresado profundo, y la extensión posterior de una capa de mezcla bituminosa en caliente de alto módulo, cuyo objetivo es dotar de una mayor capacidad estructural a este carril que soporta la mayor parte de las solicitaciones derivadas de la acción del tráfico pesado».

Posteriormente, se prevé «extender la capa de rodadura en toda la anchura de la plataforma y en cinco estructuras existentes en el tramo un fresado superficial y extensión de la capa de rodadura», ha añadido. Además, se repondrá la señalización horizontal en la totalidad del tramo afectado.

Obras en verano

«Los trabajos comenzarán en verano y se realizarán en horario nocturno o en fin de semana, sin interrumpir el tráfico, para lo que se adecuarán seis pasos de mediana de la barrera de seguridad», ha indicado Lasa.

Finalmente, el portavoz foral ha recordado que la N-1 es una carretera que «sufre un gran tráfico y es castigada por el paso de muchos camiones, de los cuales la mayoría son foráneos y están de paso por Gipuzkoa, lo que llevó al Gobierno foral a poner en marcha en 2016 un programa de rehabilitación de firmes con la vocación de llevar a cabo actuaciones de manera sistemática y preventiva» en la que se enmarca esta actuación. «Hasta ahora se han renovado en torno a 28 kilómetros, con una inversión de 7,4 millones de euros», ha apuntado.