La Diputación se compromete a seguir financiando la ayuda a domicilio

A. A.SAN SEBASTIÁN.

La Diputación de Gipuzkoa se comprometió ayer a «seguir financiado» el servicio de ayuda a domicilio, a la espera de acordar con los ayuntamientos un nuevo marco de financiación, que sustituya al que está vigente hasta final de año. En respuesta a una pregunta de EH Bildu, la diputada de Políticas Sociales, Maite Peña, quiso despejar dudas y defendió el servicio, cuya demanda ha crecido después de casi una década a la baja. En 2018, 4.659 personas hicieron uso de esta ayuda, por la cual tienen derecho a unas horas de atención en el domicilio. Se trata de un 7% más.

El servicio fue objeto de una profunda revisión en 2017, para intentar remendar el descenso de la demanda. Entonces, Diputación y ayuntamientos, a través de Eudel, acordaron un nuevo modelo de financiación, sujeto al cumplimiento de una serie de mejoras en el servicio. La Diputación condicionó el 25% de su aportación a los municipios a que mejoraran las características de la ayuda, con más cobertura, más horas ofrecidas y un servicio más flexible. Peña emplazó a una evaluación de esos criterios para final de año. Insistió en que la Diputación seguirá financiando un servicio que consideran «prioritario» para lograr que la persona dependiente o con necesidades de apoyo permanezca en casa.