Nuevo golpe de la Ertzaintza contra las plantaciones de marihuana en Gipuzkoa

La plantación de marihuana descubierta por la Ertzaintza en una fábrica abandonada de Zizurkil / Ertzaintza.

Dos hombres han sido detenidos con más de 4.000 plantas y 5.000 semilleros en una antigua fábrica de un polígono industrial de Zizurkil

EL DIARIO VASCO

Agentes de la Ertzaintza localizaron el pasado día 1 de marzo una extensa plantación de marihuana dividida en dos estancias con más de 4.000 plantas de marihuana, una zona de secado de plantas y otra de sembrado de semillas con una cifra superior a los 5.000 semilleros en una antigua fábrica de un pabellón de Zizurkil. Según ha informado el Departamento de Seguridad, los agentes de la Policía vasca detuvieron a dos varones de 37 y 42 años de edad por un presunto delito contra la salud pública. Se trata de un nuevo golpe de la Ertzaintza contra las plantaciones de marihuana en Gipuzkoa, después de que el pasado mes de enero descubriera en un pabellón de Zumaia y en un caserío de Itziar un total de 13.500 plantas de marihuana, además de 23.000 cogollos en fase de secado.

La incautación se produjo a las seis y cuarto de las mañana del pasado viernes. Una patrulla de la Ertzaintza acompañada por los bomberos acudieron a una antigua fábrica situada en un polígono industrial, ya que según la llamada de un particular, estaba saliendo humo y podía estar produciéndose un incendio.

Una vez en el lugar contactaron con un varón que se encontraba en el interior y pudieron comprobar que no se estaba produciendo ningún incendio y que el interior del pabellón estaba dividido en diferentes habitaciones. Los ertzainas localizaron en dos de ellas una extensa plantación de marihuana, lo cual explica la elevada temperatura y humedad que al contacto con el frío del exterior provocaba gran cantidad de vapor.

Acto seguido los agentes identificaron a dos varones que tienen antecedentes policiales por delitos contra la salud pública. Les preguntaron por su presencia en el lugar y por el responsable de la instalación del cultivo. Al no recibir una respuesta convincente procedieron a la detención de los dos varones por un presunto delito contra la salud pública. Ambos deberán comparecer próximamente ante la Autoridad Judicial.

Posteriormente los agentes efectuaron una inspección ocular en presencia del abogado de los detenidos y localizaron en una de las habitaciones 5.280 semilleros y en otras dos 2.014 y 2,174 plantas de marihuana respectivamente.

Los ertzainas también observaron que desde una de las ventanas entraban unos cables que llegaban a dos cajas de fusibles desde donde se distribuían todos los cables que alimentan la instalación eléctrica y que un técnico de una compañía eléctrica confirmó después la defraudación de fluido eléctrico.

Más información