Dos detenidos en Donostia y Tolosa por sendos ataques contra la libertad sexual

Uno de los arrestados está acusado de abuso sexual a una mujer, y el otro, de tocamientos a otra víctima en los Carnavales de la villa

EL DIARIO VASCO

Los ataques contra la libertad sexual de las mujeres no cesan. Dos hombres han sido detenidos en Gipuzkoa en las últimas horas acusados de sendas agresiones a dos chicas cometidas en la calle, en San Sebastián y en Tolosa.

El primer suceso se produjo en la madrugada de ayer en la capital guipuzcoana. El Departamento vasco de Seguridad confirmó a este periódico que un hombre, del que no han trascendido más datos identificativos, fue detenido a las 10.20 horas por un delito de «abusos sexuales» como presunto autor de una agresión a una mujer. Según otras fuentes consultadas por este periódico, el ataque pudo producirse en las inmediaciones de una de las subidas al monte Urgull desde la Parte Vieja, en torno a las 5.30 horas de la madrugada. La Policía vasca no aportó más información sobre el caso, que está bajo investigación de los efectivos de la Ertzaintza. Al parecer alguna persona que pasó por el lugar fue la que advirtió de los hechos a los agentes policiales, según otras fuentes consultadas.

El otro ataque, según informó el Departamento vasco mediante una nota, se produjo también en la madrugada de ayer, durante una de las primeras noches festivas de los Carnavales en Tolosa. El detenido fue un varón de 30 años, acusado de un delito contra la libertad sexual por realizar varios tocamientos a una mujer cuando se encontraba en la calle.

Según los datos aportados por la Policía vasca, el suceso tuvo lugar sobre las 3.15 horas de la madrugada en la villa papelera. Dos mujeres que caminaban por el barrio San Francisco fueron sorprendidas por un hombre, que abordó a una de ellas y le realizó diversos tocamientos en su zona íntima. Las víctimas trataron de escapar y salieron corriendo para intentar zafarse del agresor. En ese momento, una patrulla de la Ertzaintza observó la escena y los agentes se acercaron a interesarse por lo sucedido. La víctima informó a los ertzainas de los abusos que había sufrido por parte del hombre, y los agentes lograron interceptar al presunto agresor en un callejón cercano.

El hombre, explica el Departamento de Seguridad, ofreció «resistencia activa» contra la patrulla en el momento de su arresto, pero fue detenido por un presunto delito contra la libertad sexual. Ayer por la mañana pasó a disposición judicial.

Trifulca en La Concha

Fuentes de la Guardia Municipal de San Sebastián informaron de otro arresto por agresión y amenazas en el transcurso de una trifulca que, en un principio, según fuentes consultadas por este periódico, se relacionó con algún comportamiento inadecuado por parte de un hombre con alguna mujer. Según la información oficial, los hechos se produjeron sobre la 1.00 de ayer cuando un grupo de chicas hacía botellón en los bajos de La Concha. Al parecer, un hombre de origen magrebí se acercó a ellas y entabló conversación con una, que sabía hablar árabe.

Al rato, llegó un grupo de chicos y se originó una pelea con el varón, que finalmente fue detenido por los guardias municipales acusado de un delito de agresión y de amenazas por la trifulca. No se le imputa ningún delito contra la libertad sexual de las mujeres.

Arrestan a un hombre de 72 años en Beasain por masturbarse ante menores

Un varón, de 72 años de edad, fue arrestado ayer en Beasain acusado de un delito exhibicionismo ante menores de edad en la vía pública, según informaron fuentes del Departamento de Seguridad.

Alrededor de las cuatro y media de la tarde del viernes una mujer informó a la Policia Autonómica de la presencia de un varón de edad avanzada exhibiéndose ante varias menores de edad en el paseo junto al río en la villa vagonera.

Acto seguido, una patrulla se personó en el lugar y verificó que el exhibicionista estaba masturbándose, y que al percatarse de la presencia de los agentes, se recompuso. Tras ser identificado, fue detenido por un delito de exhibicionismo ante menores. Según la informante, esta persona había cometido este tipo de hechos en, al menos, otras dos ocasiones más.